10 sitios que debes visitar en Barcelona sí o sí

¡Ay, Barcelona! Qué ciudad… parece que lo tiene todo: mucha oferta cultural, un riquísimo patrimonio arquitectónico, playas, un buen clima, una excelente gastronomía y cómo no, buena gente. Hay miles de cosas que visitar en Barcelona, pero en las noticias inmobiliarias de Api.cat creemos estas 10 las tienes que ver sí o sí.

que ver en barcelona

Los Búnkers del Carmel

Advertencia: muchas de estas recomendaciones son obvias y lo son porque se lo merecen, aunque estén dentro del circuito más turístico. Y seguramente, muchos berceloneses/as no habrán visitado más de una, a pesar de tener la oportunidad al lado. Por otro lado, si te preguntas dónde vivir en Barcelona, quizás aquí encuentres algo de inspiración.

La Sagrada Familia

Lo sentimos. A lo mejor es obvio e incluso cansa de escuchar, pero hay que ir. La Sagrada Familia es un icono de la ciudad y un monumento que te estremece cuando lo ves por dentro en todo su esplendor. Y no vale solo ir a visitarla, ya que estás, sumérgete en el mundo de Gaudí, conoce el porqué de sus formas e interpretaciones arquitectónicas.

El barrio Gótico

Así, sin más. Porque el barrio Gótico en su totalidad merece la pena ser descubierto a pie y sin prisas. Sus callejuelas esconden muchos rincones mágicos, como por ejemplo, la Plaza de Sant Felip Neri, y en conjunto tiene demasiado encanto e historia como para perdérselo.

Los Búnkers del Carmel

Sin duda, una de las mejores vistas panorámicas de la ciudad y un lugar algo menos masificado por los turistas. Los Búnkers del Carmel son cañones antiaeréos que se construyeron en plena Guerra Civil Española, en el 1937, época en la que la ciudad recibía aproximadamente 200 bombardeos al día. Casi nada…

La Estación de Francia

Porque no es una estación cualquiera. Es resultado de la Exposición Universal del 1929 y una maravilla de la arquitectura industrial de la época, que algunos comparan con la estación parisina de Orsay. En este colosal proyecto participaron importantes arquitectos e ingenieros del momento y fue la estación que te conectó por primera vez Barcelona con Francia.

La Basílica de Santa María del Mar

Hay que visitarla sí o sí porque esta iglesia tiene un no sé qué, que sobrecoge aunque no creas en Dios. Y no es su tamaño ni su altura, que son aspectos arquitectónicos también tiene la imperiosa Catedral de Barcelona, es su sencillez, su serenidad, su humilde grandiosidad… era el templo de los armadores y mercaderes de la Barcelona gótica.

La Manzana de la Discordia

No se puede visitar Barcelona sin hacer un poco de hincapié en su legado modernista. Puedes ver una buena muestra de ello en lo que se conoce como la ‘Manzana de la Discordia’. Se trata del tramo del Paseo de Gracia que va desde la calle Aragó hasta la calle Consell de Cent y que agrupa la Casa Batlló de Gaudí, la Casa Lleó Morera de Domènech i Montaner y la Casa Amatller de Puig i Cadafalch, los tres máximos exponentes de la arquitectura modernista.

El laberinto de Horta

¿Quién no quiere sentirse alguna vez como Alicia en el País de las Maravillas perdida en el laberinto de la Reina Roja? Pero no te lo tomes como una actividad del tipo Disney, no. Los laberintos siempre han sido una metáfora de los retos y una emocionante intriga para la mente humana.

El parque del Tibidabo

Es uno de los parques de atracciones más antiguos del mundo y el único de la ciudad. Ahí es nada. Es un mito que resiste el paso del tiempo en el que merece la pena perderse y volver a sentir esa magia de la infancia. Encontrarás tanto atracciones nuevas como viejas, lo que le da un encanto único al parque.

La montaña de Montjuïc

Es otro de los encantos de Barcelona: que tiene mar y montaña. Y Montjuïc ha sido testimonio de hechos trascendentales de la ciudad, como la Exposición Internacional del 1929, la Guerra Civil o los Juegos Olímpicos del ‘92. Se pueden visitar museos como la Fundació Miró, el Museu d’Arqueologia, l’Etnològic y el Museu Nacional d’Art de Catalunya-MNAC. Además, contiene otros encantos como El Poble Espanyol, el Castillo, el Jardín Botánico o el anillo Olímpico. Mucha cosa en un solo sitio, ¡vale la pena explorarlo!

Las plazas del barrio de Gracia

Para los que deseen salir un rato del circuito turístico y adentrarse en otro barrio mítico de Barcelona. Gracia tiene numerosas plazas escondidas entre sus callejuelas, que son el centro de la vida social del barrio. Allí podrás ver una buena muestra de lo que es la vida de barrio a apenas unos minutos del centro neurálgico de la ciudad.