5 ideas para conservar tus rosas de Sant Jordi

Por fin ha llegado Sant Jordi, el día más esperado en Cataluña por escritores, libreros y ¡enamorados! Un día bonito porqué sí, la gente sale a la calle con una sonrisa primaveral, a la búsqueda y captura de un buen libro y una- o varias- rosas para regalar a la mujer de su vida.

Hay quien regala un ramo de rosas entero, quien regala una única rosa, los que sólo se la regalan a su pareja y los que se la regalan a las mujeres más importantes de su vida: hijas, madre, abuela, amigas… ¡Incluso muchas empresas reciben a sus empleadas con rosas en el día de Sant Jordi!

Total, que si eres una mujer afortunada, puedes terminar la jornada con veinte rosas en tus manos. Las cuidarás hasta que empiecen a secarse, y luego… ¿las tirarás a la basura? ¡De eso nada! En api.cat te damos 5 ideas para que decores tu piso en Tarragona con manualidades hechas con las flores secas.

1. Rosas secas para decorar la pared: una vez las rosas estén secas, átale a cada una un hilo de la parte inferior del tallo, cuélgalas de la pared boca abajo y listo, ¡ya tienes una pieza decorativa hecha con tus rosas de Sant Jordi! Otra opción es ponerlas en conos de papel y colgarlas de la rama de un árbol, como ves en la imagen, una idea artística y bien original.

2. Un cuadro con tus rosas secas: Si tienes muchas rosas, puedes cortarles el tallo y juntarlas en forma de corazón. Si las pegas sobre una base de madera u otro material y las enmarcas, tendrás un bonito recuerdo para siempre.

3. Amor con rosas secas: una idea muy fácil y divertida. Solo necesitas irte de excursión un domingo al bosque o a la montaña y recoger algunas ramas de árbol caídas. Cuando las tengas, las pegas entre ellas de modo que formen la palabra ‘Love’. Una vez hecho esto, ya solo tendrás que forrar las ramas con los pétalos de las rosas secas y colgar la construcción en la pared.
¡Vuestro amor quedará inmortalizado!

4. Jarrones y botes decorados con rosas secas: esta idea es la más sencilla y convencional, pero no por eso es menos encantadora. Puedes simplemente ponerlas enteras en un jarrón o cortarles el tallo y guardarlas en un tarro de cristal bien visible. Ambas opciones son altamente decorativas.

5. Una pequeña jardinera como centro de mesa: con las rosas secas, acorta los tallos y clávalos sobre una base de porexpan. Puedes añadirle otras flores secas, de plástico o de tela para crear un centro más visual y harmónico. Si además las pones dentro de una pequeña jardinera vintage o cestito de mimbre, tendrás tus rosas inmortalizadas y  listas para decorar el centro de la mesa o cualquier rincón de la casa.

jardinera_rosas_secas

¿Te ha gustado?

Foto 1: Pinterest
Foto 2: Pinterest
Foto 3: Pinterest
Foto 4: Pinterest
Foto 5: Pinterest
Foto 6: Pinterest
Foto 7: Pinterest
Foto 8: Pinterest

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario