5 sencillas obras que suben el valor de tu casa

5 sencillas obras que suben el valor de tu casa
Valora este articulo

Determinadas obras tienen el poder de revalorizar el precio de una vivienda vieja o anticuada hasta un 25%. Lo que no deja de ser una inversión por si el día de mañana decides venderla. Te contamos qué obras son en las noticas inmobiliarias de Api.cat

reformas

Cómo subir el valor de tu casa

Realizar obras en casa implica invertir un dinero y sufrir algunas molestias temporales, que trastornan tu rutina habitual. No obstante, si buscas mejorar las condiciones de habitabilidad de tu casa y revalorizarla para el día de mañana, vale la pena.

1. Tirar tabiques para hacer espacios más diáfanos

Los espacios diáfanos en el interior de la vivienda son una  tendencia creciente en el ámbito del interiorismo, ya que tiene muchas ventajas. Por un lado, dan una mayor sensación de amplitud a la vivienda; por el otro, fomentan que la luz natural circule más y mejor. Todo ello, hace que la vivienda tenga un aspecto más grande, luminoso, y versátil, ya que, al no tener tantos muros, la distribución es mucho más flexible.

2. Potenciar la luz natural

La luz natural es fundamental en cualquier vivienda, porque contribuye a regular de forma natural la climatización de la casa y proporciona una mayor sensación de amplitud. Además, está científicamente demostrado que la luz natural influye en nuestra salud, regula nuestro organismo y nuestro estado de ánimo. Vista la importancia que tiene, ¡potencia la luz natural de tu vivienda! Puedes hacerlo tirando tabiques y uniendo espacios o bien, creando nuevos huecos o ampliando los existentes.

3. Renovar las instalaciones de electricidad, gas y fontanería viejas

La oferta de viviendas de obra nueva no siempre es amplia ni está ubicada en el centro de las ciudades. Por eso, muchas personas compran viviendas de segunda mano o invierten en reformar las suyas. En cualquier caso, si las instalaciones eléctricas, gas y de fontanería son muy viejas, renovarlas es una inversión necesaria. Es una cuestión de seguridad y de revalorización del inmueble.

4. Mejorar la eficiencia energética

Como te hemos dicho muchas veces, el gasto energético de una vivienda es como una segunda hipoteca. Por eso, invertir en mejorar la eficiencia energética de tu casa es una sabia decisión: ahorrarás en cada factura y revalorizarás el precio de la vivienda de cara a la  venta. Anímate a cambiar las ventanas por modelos más eficientes, pásate a los electrodomésticos de categoría A+++  y propón una rehabilitación térmica de la fachada del edificio en tu comunidad de propietarios, que beneficie a todos los vecinos.

5. Mejorar el aislamiento acústico

El aislamiento acústico es otra de las obras que revalorizarán tu vivienda y agradecerás cada día de tu vida. Sobre todo si vives en una calle con intenso tráfico. Esta mejora se consigue, principalmente, mediante el cambio de puertas y ventanas.