Arcade Providence: Un centro comercial reconvertido en micro pisos de alquiler

Arcade Providence: Un centro comercial reconvertido en micro pisos de alquiler
Valora este articulo

Renovarse o morir. Ese refrán que tanto nos gusta aplicar en la vida académica y profesional de las personas, también sirve para los inmuebles. Y si no, que se lo pregunten a los ciudadanos de Providence, en Estados Unidos, donde un histórico centro comercial se ha convertido en un edificio de viviendas. Descubre este caso anecdótico en las noticias inmobiliarias de Api.cat

Arcade Providence

Fachada del Arcade Providence

Construido en 1828, el Arcade es el centro comercial más antiguo de Estados Unidos y el centro histórico de la ciudad de Providence. Su fachada de estilo clásico, cuenta con columnas renacentistas inspiradas en la época griega, un clásico cornisamento y paredes de granito que llevan 189 años siendo testigos de todo lo que acontece entre las calles Westminster y Weybosset.

Tras la crisis financiera que golpeó a todo el mundo en 2008, muchos centros comerciales cerraron en Estados Unidos, pero no el Arcade, que ha sabido reinventarse en un espacio donde conviven locales comerciales y viviendas.

Evan Granoff, asesor financiero, supo ver el valor histórico del Arcade y lo compró por 7 millones de dólares para convertirlo, con la ayuda del estudio de arquitectura Northeast Collaborative Architects, en un espacio de uso mixto: viviendas y tiendas.

La planta baja del Arcade Providence sigue destinada al comercio y cuenta con 17 locales. No obstante, la segunda y tercera planta se modificaron para construir 48 mini pisos de alquiler con rentas asequibles, teniendo en cuenta el emplazamiento e historia del inmueble: alrededor de 550 dólares mensuales. El objetivo era crear un concepto de vivienda accesible para una gran mayoría de la población. Como resultado de esta fórmula, más de 4.000 personas en la lista de espera.

Arcade Providence

Interior de uno de los apartamentos del Arcade Providence

Los 48 mini apartamentos están completamente amueblados, tienen un baño, un dormitorio, espacio de almacenaje, y una cocina completamente equipada. La mayoría de las unidades miden entre 25 y 40 m2, pero si tenemos en cuenta que las Tiny Houses son tendencia en Estados Unidos, nadie pondrá el grito en el cielo por semejante tamaño reducido.

No obstante, también hay alguna unidad de dos y tres dormitorios. Además, cuentan con algunos servicios compartidos: una sala de juegos, una lavandería, un parking de bicicletas y el garaje.

¿Qué te ha parecido este proyecto?

Fotos: inhabitat