Casas para futuros divorciados

Pisos para divorciados

Viviendas que se transforman

El porcentaje de matrimonios aumentó un 2,3% en 2015 respecto al año anterior, pero también lo hizo el de las parejas que decidieron poner fin a su vida marital, el cual fue de un nada despreciable 5,6%. Es decir, según en Instituto Nacional de Estadística, los españoles nos casamos cada vez más, pero también es cierto que nos seguimos divorciando. Así que, si miramos este dato desde un punto de vista práctico, veremos los numerosos problemas logísticos que hay detrás de estas cifras. Uno de ellos, es la aparición de nuevo de la necesidad de dos casas. En las noticias inmobiliarias de Api.cat hemos encontrado una posible solución que propone el estudio holandés OBA.

Prenuntial Housing

Las parejas que se divorcien a partir de 2017 tendrán una opción más para que la vuelta a la soltería no sea tan traumática. Si te compraste con tu pareja un piso en Barcelona para comenzar tu nueva vida marital y recientemente habéis decidido poner fin a vuestro matrimonio, sabrás de primera mano lo doloroso que puede resultar buscar piso en un momento así.

Bien, pues el estudio de arquitectura OBA, ha ideado un proyecto denominado Prenunptial Housing que consiste en un innovador concepto de vivienda propulsado por el experto Omar Kbiri, que permite dividir en dos la casa matrimonial.

Dos casas en una

La idea es que la vivienda original se pueda dividir en dos. De este modo, los miembros de la ex-pareja seguirán siendo vecinos, pero con viviendas y vidas totalmente independientes porque incluso el interior, cuyo diseño dependerá de las preferencias y necesidades de los inquilinos, está pensado para ajustarse de manera sencilla a las posibles futuras divisiones.

La casa original tiene cocina y baño compartidos, pero el diseñador ya ha previsto que sean fáciles de separar como componentes individuales y ser sustituidos por un habitáculo más sencillo en cada una de las viviendas en que quedará dividida.

Y es que, en apariencia uno cree estar en una vivienda absolutamente normal, destinada a un núcleo familiar único, pero su “modularidad” permite una adaptación fantástica, no sólo en el caso de divorcio, también para cualquier cambio en la familia.

Nuevos estilos de vida

El equipo que ha trabajado en el diseño de la vivienda cree que estará disponible a partir de 2017 y que despertará especial interés entre las parejas de Bélgica, Portugal y Hungría, donde las tasas de divorcio se encuentran entre las más altas del mundo.

Por otro lado, las características de la casa no sólo soluciona la cuestión de la vivienda para divorciados, también resolvería otro tipo de necesidades, como las que se presentan en las nuevos estilos de vida. Por ejemplo, aquellas parejas que prefieren seguir viviendo cada uno en su propio espacio después del matrimonio.

En cuanto a la construcción, el edificio se construirá a partir de materiales ligeros como fibra de carbono y madera semitransparente.

¿Qué te parece esta idea? ¿Crees que es una buena solución para las parejas recién divorciadas? Danos tu opinión. Nos interesa.