Comprar para reformar: pros y contras

Comprar para reformar: pros y contras
Valora este articulo

La caída generalizada de los pecios de la vivienda ha provocado que muchas personas opten por comprar pisos de segunda mano para reformar. Porque las viviendas de segunda mano suelen estar mejor ubicadas que las nuevas y es una oportunidad para reformarlas al gusto de cada uno. No suena nada mal, sin embargo, tiene sus pros y sus contras. ¡Te los contamos en Api.cat!

comprar para reformar

Comprar para reformar

A favor…

Son más baratas

Las viviendas de segunda mano que están en un estado que requiere reformas son, evidentemente, más baratas que las viviendas de obra nueva. Eso es una ventaja incuestionable, aunque hay que tomarla con cautela. Hay reformas que pueden acabar costando más que el precio de compra de ese piso en Barcelona que quieres comprar, por ejemplo.

Puedes personalizarla como quieras

Es un auténtico placer poder diseñar tu propia casa: escoger los materiales y muebles que más te gusten para cada habitación, y decidir la organización de estancias clave como la cocina y el baño.

Puedes aprovechar para mejorar la eficiencia energética

Una reforma es una excelente oportunidad para mejorar la eficiencia energética de la vivienda. Recuerda que el gasto energético en un hogar ineficiente, a la larga, es como pagar una segunda hipoteca.

Posibles subvenciones

En algunas comunidades autónomas existen ayudas públicas para aquellas personas que hagan reformas en casa orientadas a la eficiencia energética, como por ejemplo, cambiar puertas y ventanas.

En contra…

Necesitas un diagnóstico profesional

Por más que en apariencia solo necesite “chapa y pintura”, en una vivienda de segunda mano que tenga más de 20 años se debe revisar el estado de las instalaciones. Y te puedes llevar más de una sorpresa. Contar con el diagnóstico de profesionales como arquitectos, aparejadores u otros especialistas en reformas tiene un coste añadido.

El coste se puede disparar

Lo que decíamos, según el tipo de reforma, su coste podría ser prácticamente igual al precio de compra. Entonces… es algo que hay que valorar antes para saber por cuánto estas comprando ese piso realmente.

Normativas y permisos

Hacer una reforma puede ser tan ilusionante como convertirse en un quebradero de cabeza por culpa de los permisos y normativas vigentes que tendrás que cumplir. Sin olvidar que, las licencias de obras se tienen que pagar.

Vistos los pros y los contras, ¿comprarías para reformar?

Foto: BIT Comunicació

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario