¡Cuidado con las hipotecas multidivisa!

¿Qué peligros tienen las hipotecas multidivisa?

Riesgos de las hipotecas multidivisa

Ahora que la mayoría de los indicadores relativos a la economía sugieren un cambio de tendencia en la trayectoria del sector inmobiliario, es un buen momento para poner la atención en un tipo de hipoteca que durante los años anteriores a la crisis era ofrecida con sospechosa alegría entre los solicitantes y de la que ahora la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) advierte sobre sus peligros. En las noticias inmobiliarias hablamos de las hipotecas multidivisa.

Producto de “algo riesgo”

Si tienes pensado comprarte un piso en Barcelona y estás buscando una hipoteca, toda la información al respecto te vendrá muy bien para sopesar pros y contras de cada una de ellas y elegir la más ventajosa y adecuada en función de tus circunstancias personales.

En esta ocasión, nos centraremos en la hipotecas multidivisa y en los comentarios hechos desde la OCU respecto esta clase de préstamo, que dicho sea de paso, a continuación veremos que no es tal, sino más bien un producto intermedio entre préstamo y derivado financiero.

En primer lugar, aclaremos qué es una hipoteca multidivisa: Es un producto financiero en el que la fluctuación de la divisa es mucho más importante que el tipo de interés. Sin embargo, las entidades financieras no informan de manera adecuada a sus clientes en muchos casos. Así es como lo define la organización.

Asimismo, la OCU señala que estos productos son un híbrido entre hipoteca y derivado financiero que ha provocado que las cuotas mensuales de sus titulares hayan subido hasta límites imposibles de asumir y la deuda haya aumentado hasta casi el doble de lo que el banco prestó

¿El resultado? Según la organización, la contratación de estos préstamos es que muchos consumidores han quedado sujetos a una deuda muy superior al préstamo contratado.

¿Es posible anular una hipoteca multidivisa?

Si te encuentras en una situación similar a la descrita. Es decir, si fuiste uno de los que firmaron una de las muchas hipotecas multidivisa ofrecidas por los bancos entre los años 2007 y 2008, generalmente en yenes o francos suizos, con el gancho de que pagarían un interés mucho más bajo, y tus cuotas se han disparado, la vía para resolver tu problema pasa por los tribunales.

Esto es así después de que en 2015 el Tribunal Supremo considerara las hipotecas multidivisa un instrumento financiero derivado, debido a que las cuotas a pagar y el capital pendiente de amortizar dependen de un activo subyacente, que en este caso era una divisa extranjera. En base a esta afirmación, los riesgos de este instrumento financiero exceden a los propios de los préstamos hipotecarios a interés variable solicitados en euros.

Teniendo en cuenta esta interpretación, la OCU cree que en muchos casos las cláusulas multidivisa podrían considerarse nulas por vicio en el consentimiento, es decir, por desconocimiento de lo que se estaba contratando. Por ello, la única manera de conseguir la nulidad es acudir a los tribunales.

¿Contrataste una hipoteca multidivisa para comprar tu casa? ¿Cómo fue la experiencia? Compártela en este post.