Decora la pared de tu baño con vinilos

Decoración con vinilo en el cuarto de baño

Decoración con vinilo en el cuarto de baño

No sólo son fáciles de colocar, también son baratos y muy originales. Hablamos de los vinilos. Un material que permite dar rienda suelta a la imaginación por muy poco dinero. Los hemos visto en las paredes del recibidor, el salón, el dormitorio y la cocina. Pero, hasta ahora no le había llegado el turno al cuarto de baño. En el blog de las noticias inmobiliarias te proponemos que decores el espacio más privado de tu hogar con vinilos. A continuación te explicamos cómo hacerlo.

¿Seguro que puedo colocar vinilo en el baño?

Por supuesto. Si pensabas que este tipo de adhesivo sólo era posible aplicarlo a las paredes del resto de la casa, estabas muy equivocado. Los vinilos puedes colocarlos en ventanas, espejos, azulejos, e incluso, en la mampara de la bañera o ducha, sin problema.

Otra de las dudas que suelen surgir es si el vinilo resistirá las condiciones de humedad que normalmente hay en los cuartos de baño. Bien, pues no hay ningún problema. Los vinilos son muy resistentes a la humedad y a los cambios de temperatura.

Así que, una vez despejadas las dudas “técnicas”, ya estás en disposición de elegir los motivos que más te gusten. Existe tal variedad de vinilos que no tendrás ningún problema en encontrar aquellos que mejor se adapten a tu estilo. El límite está en tu propia creatividad.

Por esa razón, los vinilos son ideales para animar y darle un toque personal al cuarto de baño. Eso sí, debes asegurarte de que la superficie sea lisa y que esté seca en el momento en que vayas a colocar el vinilo.

¿Cómo colocar vinilo en el baño?

Otra de las ventajas que puedes añadir a las ya mencionadas es que no es necesario que contrates a ningún profesional para que venga a tu casa para colocarlo. Lo que se traduce con un tipo de decoración rápida y económica.

Ahora bien, ¿qué pasos hay que seguir para su correcta colocación? Para colocar los vinilos necesitarás cinta adhesiva y una espátula de plástico para presionar y conseguir una buena aplicación del vinilo. Es imprescindible que compruebes que la pared está limpia y sin rugosidades. También es muy importante que esté completamente seca y que no haya sido pintada recientemente.

Para colocarlo sólo tienes que sujetar el vinilo a la pared poniendo cinta adhesiva en la parte superior. Ahora despega la hoja protectora. Hazlo desde arriba hacia debajo con mucho cuidado para que el vinilo no se despegue de la otra hoja. Presiona con la espátula el vinilo desde arriba mientras vas despegándola.

Tendrás entonces el vinilo pegado a la pared, pero todavía con la segunda hoja protectora delante. Presiona con la espátula de arriba hacia abajo una vez más para quitar las burbujas que hayan quedado. Por último, despégala con cuidado. Y, ¡Voilà! Ya tienes tu decoración con vinilos lista.

¿Crees que es buena idea colocar vinilo en el cuarto de baño? Cuéntanos qué tipo de decoración tienes en tú. Nos encantaría que lo compartieras con nosotros.

Foto: Pinterest

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario