España será un país de hogares unipersonales

España será un país de hogares unipersonales
Valora este articulo

España, un país de hogares unipersonales

España tendrá una población envejecida

Si las previsiones del Instituto Nacional de Estadística se cumplen, la población española alcanzará el próximo año 46,43 millones de habitantes. A partir de entonces, la cifra empezará a disminuir poco a poco, al menos durante 50 años. Los resultados de este estudio demográfico son muy interesantes desde distintas perspectivas, también desde el punto de vista inmobiliario. Por eso, en las noticias inmobiliarias de Api.cat partimos de estos datos para reflexionar sobre esta cuestión y valorar sus consecuencias.

La generación baby boom se hace mayor

El envejecimiento de los nacidos entre 1946 y mediados de los años 60 del siglo pasado junto con el de la generación que le sigue, acelerará la mortalidad entre los años 2046 y 2066. Este hecho sumado a la disminución de los nacimientos en los próximos 15 años hará que la cifra global de población caiga en picado.

¿Qué significan estos datos contemplados desde el sector inmobiliario? A simple vista, lo primero que se podría concluir es que una de las demandas más fuertes será la de los más mayores, quienes en su mayoría serán jubilados en búsqueda de un lugar donde pasar esa nueva etapa de su vida. Muchos de ellos, optan por alquilar su propiedad en la ciudad, como por ejemplo, un piso en Barcelona, y buscan una casa en una zona de playa o montaña alejada de las prisas y el estrés propio de las áreas urbanas.

Sin duda, un comportamiento que cualquier agente inmobiliario ha de tener en cuenta a la hora de planificar su agenda de trabajo y su cartera de pisos.

Desertización rural

Otro de los datos aportados por el Instituto Nacional de Estadística que arrojan más luz acerca del comportamiento de segmentos concretos de la población es el que se refiere a la movilización de grandes grupos de personas desde las zonas rurales a las ciudades. Así que, he aquí otro nicho de mercado a tener en cuenta.

Se prevé que este fenómeno tendrá lugar en paralelo al crecimiento de la población en las regiones más urbanas. Así, el INE prevé que la Comunidad de Madrid ganará 331.453 habitantes hasta 2031. Por su parte, Cataluña apenas crecerá un 0,2%, con 16.182 habitantes más en los próximos 15 años.

A partir de estos movimientos demográficos, los profesionales de la venta inmobiliaria deberían ajustar la oferta y diseñar una estrategia específica y concreta para cada uno de los grupos que buscan vivienda, ya que su perfil y sus necesidades son muy distintas. Unos se dirigen a la ciudad, cerca de sus trabajos y rodeados de los servicios y zonas de ocio propios de los más jóvenes; y otros, en busca de la tranquilidad de las poblaciones más residenciales de la costa o el interior, pero siempre a distancia de los centros urbanos.

900.000 hogares unipersonales

Por último, no sólo se ha de tener en cuenta la edad y las necesidades de la demanda, también el hecho de que muchos de los clientes potenciales estén solos condiciona el tipo de vivienda que demandan. Y es que, de mantenerse esta tendencia demográfica y los actuales comportamientos sociales, el número de hogares hasta 2031 aumentará en 911.633 hasta los 19,28 millones de hogares. Pero, lo más interesante es que casi todo el crecimiento —902.663 hogares— se registrará en los hogares unipersonales, según el INE. El número de viviendas en las que vivirá un solo morador crecerá en casi un 20% de aquí a quince años.

¿Crees que la tendencia demográfica marcará la oferta inmobiliaria de los próximos años? Esperamos tu opinión en este blog.