Palabras prohibidas en la venta inmobiliaria

Palabras prohibidas en la venta inmobiliaria
Valora este articulo

Frases prohibidas en la venta inmobiliaria

Palabras prohibidas en la venta inmobiliaria

La comunicación en el sector inmobiliario y especialmente en el contexto de la venta, es fundamental. Conseguir que el cliente reciba exactamente el mismo mensaje que se gestó en nuestra cabeza no es tarea fácil. Y este proceso, la elección de las palabras adecuadas juega un papel crucial. En el blog de las noticias inmobiliarias de Api.cat creemos que tan importante es lo que se dice como lo que se calla, y por eso hemos recogido algunas de las frases y términos que sería mejor no pronunciar. Al menos, si lo que quieres es vender.

Frases que es mejor no decir

En la comunicación intervienen muchos factores, no sólo el lenguaje. El mensaje que parte del agente y el que llega al cliente no siempre es el mismo, ya que, por el camino puede verse desvirtuado por diferentes condicionantes como por ejemplo: el tono con que se habla, el volumen, los gestos que acompañan las palabras, la postura e incluso, el vestuario o el peinado, o la propia sala donde está teniendo lugar la reunión o entrevista.

En esta ocasión, nos centraremos en las palabras y en concreto, en aquellas, que por las connotaciones que tienen, sería aconsejable que no formaran parte de nuestro discurso si queremos cerrar una venta.

  • “Su piso, como todos los pisos…”. Juan Carlos Led CEO en ABC Realty Barcelona, desaconseja el uso de esta frase y otras parecidas, ya que opina que “no se puede hablar de la propiedad del cliente con generalizaciones de este tipo. Siempre debemos referirnos a su piso como un inmueble único y singular. De tal modo, que consigamos que el propietario se sienta especial.”
  • “Hemos detectado que el ratio de efectividad…” El experto no es partidario del uso de palabras técnicas de este tipo, ya que es probable que el cliente no las conozca y se sienta incómodo al escucharlas sin comprender su significado.
  • “Eso no se puede hacer”. Pocas frases encierran tanto pesimismo y negatividad. Nunca deberíamos usar frases de ese tipo. Y es que, según Juan Carlos Led, “siempre se puede. De una manera o de otra, siempre es posible encontrar el camino para conseguir lo que queremos.”

    “Es mejor renunciar al encargo que mostrar al cliente nuestro malestar”, Juan Carlos Led, CEO en ABC Realty Barcelona.

  • “No tengo tiempo para…”, “Ya he gastado demasiados días en…”. No importa si esas frases están justificadas o no. Seguramente sean verdad y estás invirtiendo mucho tiempo, incluso demasiado, en ese cliente. Sin embargo, Led cree que en esos casos “es mejor renunciar al encargo que mostrar al cliente nuestro malestar. Para ello, se puede escoger entre multitud de razones que justificarían fácilmente esta decisión.”

Del mismo modo que hay palabras que los expertos aconsejan no utilizar, existen otras que son perfectas para sustituirlas, ya que aportan a la comunicación con el cliente el sentido que estábamos buscando. Por ejemplo, algunos expertos creen que no es bueno utilizar la palabra “precio” y consideran que es preferible emplear “valor”. Así, la frase: “El precio de su piso debería fijarse en 240.000 euros”, quedaría del siguiente modo: “Su vivienda está valorada en 240.000 euros.” Quizá sea excesivamente sutil, pero todos los matices suman a la hora de vender.

¿Se te ocurren otras palabras o frases “prohibidas” en la venta inmobiliaria?

Foto: BIT Comunicación

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario