Cómo sacar el máximo provecho a un balcón

Cómo sacar el máximo provecho a un balcón
5 (100%) 2 votes

Cómo aprovechar el balcón de tu viviendaLas casas actuales son más pequeñas y hemos aprendido a sacar partido a viviendas de muy pocos metros porque es lo que el mercado ofrece. Esto no es negativo si de verdad nos aplicamos en exprimir cada esquina utilizable.

Si eres una persona afortunada y tienes la suerte de tener un balcón en casa deberías aprender a sacarle todo el provecho posible, pues, con un poco de trabajo, puede convertirse en uno de los mejores rincones del hogar.

Si, por desgracia, aún no puedes disfrutar de un balcón no pierdas la oportunidad de alquilar un piso en Barcelona con API que tenga uno que se adapte a sus necesidades ya que te permitirá deleitarte con el buen tiempo y el verano.

Ideas para sacar provecho a tu balcón

Cuando se tiene una casa en medio de la ciudad no se disfruta tanto del exterior como en una casa de campo o de playa, pero eso puede cambiar totalmente si nos lo proponemos. Un balcón es una fuga al exterior, pero sin perder la comodidad de estar en el hogar y esto se puede conseguir con la decoración y los elementos adecuados.

Un lugar para tomar el sol

Ahora que el verano ya ha hecho acto de presencia podemos usar nuestro balcón para disfrutar de los rayos del sol que son muy beneficios para la salud si se toman con moderación. Decora tu balcón con almohadones o sillas de playa que te permitan estar a gusto. La idea es crear un pequeño oasis dentro de tu casa así que hazte con un ventilador, un buen minibar, un spray de agua fresca y una buena crema solar.

Un refugio para los lectores

Un sofá cómodo con grandes cojines, un lugar donde guardar los libros para que no se estropeen y una buena fuente de luz natural. Es el sueño de todo buen lector y con una pequeña inversión podemos hacerlo realidad en nuestro balcón.

Si lo encuentras muy complicado piensa que existen los muebles a medida con los que podemos amueblar nuestros balcones de una manera fácil y sin mucho esfuerzo. Lo único que tendrás que hacer es escoger lo que quieres y cómo lo quieres.

Para tomar el aire

No importará el tamaño del balcón, bastará con una mesa y un par de sillas para disfrutar del aire libre en las noches más frescas. Si el balcón tiene un tamaño más que aceptable podemos, incluso, permitirnos realizar pequeñas cenas o celebraciones con los amigos y los familiares. ¡Recuerda que la vida está para vivirla!

Para los amantes de las plantas

A quienes les gustan las plantas les encanta disfrutar de ellas a la luz del sol y verlas crecer con el paso del tiempo. Provéete de pequeñas plantas que sean de exterior y te encanten, colócalas colgando del balcón y por dentro y dedícate a ellas. Cuídalas, riégalas, protégelas y atiéndelas como se merecen. Será todo un placer verlas crecer poco a poco.

En la web de la inmobiliaria API podemos ver muchas noticias para informarnos sobre flores e inspirarnos.

Crea tu huerto urbano

Si eres amante de la naturaleza y, además, quieres sacarle algo de beneficio a las largas horas que implica cuidar de todas las plantas, lánzate a fabricar tu propio huerto urbano.

El primer paso será elegir las plantas adecuadas para obtener lo que queremos y que se puedan cultivar en un huerto urbano sin problemas como fresas, zanahorias, tomates, lechugas, cebollas, pepinos, pimientos, berenjenas o ajos. Procura instalar un sistema de riego y cuidar la tierra de las plantas para que estas puedan crecer sin problemas y tú puedas disfrutar de tus propios alimentos cosechados.

Úsalo de almacén y ahorra espacio en casa

Por muy pequeño que nuestro balcón sea siempre podemos instalar en él armarios de chapa, más grandes o más pequeños dependiendo del espacio que tengamos disponible. En ellos podemos almacenar muchísimas cosas: ropa, zapatos, recuerdos, abrigos, juguetes… todo lo que una familia puede acumular. Gracias a esto se conseguirá más espacio en el interior de la casa y en los muebles. A partir de ahora cada rincón del hogar estará bien aprovechado.

Un gimnasio casero

Todos sabemos que lo peor de apuntarse a un gimnasio es tener que ir. Por muchas ganas que tengamos de hacer deporte, nos falta voluntad para salir de casa a ejercitarnos, especialmente con mal tiempo o lluvias.

¿Has probado alguna vez con un gimnasio en casa? No necesitas gastar una fortuna, solo se requiere un tapete o esterilla para estar cómodo, unas pesas o botellas de agua, unos cuantos vídeos de YouTube y decidirse de una vez por todas.

Si no quieres que los vecinos te vean puedes poner telas o mallas pegadas a los barrotes para así asegurar tu privacidad. Es muy buena idea porque es más saludable hacer deporte al aire libre y, a la vez, tomaremos el sol.

Imagina un lugar para meditar

Imagina un lugar donde te sientas acogido y el ambiente sea agradable y asegura que no dicho lugar no puede estar en tu balcón. Piensa como puede convertirse en un buen lugar para meditar y consigue velas, carteles motivadores, imágenes que te gusten o te relajen, sillones o esterillas cómodas y lo tendrás todo hecho.

Será un buen lugar para conectar de nuevo con nuestro propio yo, con la naturaleza y con el universo porque no estaremos encerrados entre cuatro paredes sino que podremos sentir el sol y la brisa en nuestra piel. No se necesitan muchas cosas para meditar y traer un poco de relajación a nuestra vida, así que prepárate para respirar hondo en un balcón que vas a amar.

Tu momento del día será en el balcón

Decora tu balcón a tu gusto: almohadones en el suelo, sofás hechos de palés, plantas pequeñas o grandes, cuadros, adornos, alfombras, estanterías, muebles, mesas, sillas, sillones o mecedoras. No importará lo que pongas mientras te guste a ti. Utilízalo para disfrutar de tu momento del día, para verlo y sentirte mejor, para relajarte, para desconectar. Lo interesante es que creemos nuestro propio lugar, personal y único.

 

Contacta con API.cat y resuelve todas tus dudas sobre compra y venta de propiedades en Cataluña