10 cosas que espantan a los posibles compradores de tu casa

10 cosas que espantan a los posibles compradores de tu casa
Valora este articulo

Tras la crisis, la oferta de inmuebles se ha multiplicado. El que quiere comprar una vivienda tiene mucho más donde elegir y además, con la posibilidad de negociar el precio, algo que era impensable hace aproximadamente 6 años.  Por otro lado, la creciente penetración de las agencias inmobiliarias en internet, hacen que el cliente disponga de información de valor y compare antes de realizar cualquier visita, por lo que se convierte en un cliente más exigente.

Por todos estos motivos, si quieres vender una casa en Badalona tienes que tener en cuenta que los posibles compradores que la visiten, van a ir al grano y no perdonarán aquellos detalles que no les gusten. Querrán asegurarse que compran la mejor casa posible, que necesite las menores reformas posibles y dentro de su presupuesto, así que cuidado con estas 10 cosas que espantan a los compradores:

1. Un garaje que es cualquier cosa menos un garaje: Quizás tu hobby es construir barquitos de madera y tienes el garaje inundado de trastos, herramientas, serrín y botes de pintura, pero el cliente potencial quiere ver un garaje e imaginar cómo colocaría su coche y sus cosas. Limitarás su proyección mental y se irá con una imagen de desorden negativa.

2. Un dormitorio que es cualquier otra cosa: Vale que trabajes como freelance desde tu casa en Mataró, o que sea el espacio donde dejas fluir tu creatividad pero un dormitorio, tiene que ser un dormitorio para el cliente que viste tu casa en venta. Que sea una especie de oficina-taller de impresión, espantará a los compradores.

3. Alfombras que ocultan suelos bonitos (o sucios): hay que tener cuidado con las alfombras porque o están puestas con cierto gusto y son bonitas, o parecerá que es un nido de porquería. Además, si tu suelo es bonito de por sí, no lo ocultes. Dará más sensación de amplitud y pulcritud a la visita.

4. Las lámparas raras de tus viajes: Cuidado con la decoración… porque es un aspecto muy personal que rehúye a los compradores. Si tu salón tiene una decoración minimalista, poner la lámpara de tu último viaje a Estambul colgada del techo, o máscaras africanas con caras inquietantes por toda la pared, puede ser que provoque la huida del cliente.

5. Una habitación infantil que parece un parque temático en ruinas: Los niños son niños, pero intenta que mientras la casa esté en venta, se pueda entrar a ver la habitación y se pueda apreciar el espacio que tiene.

6. Una piscina que parece más bien un estanque: Si la casa tiene piscina, esto es un elemento de valor que tiene que lucir. No la muestres con el agua verde, comida por todo tipo de vegetación. Parecerá que el potencial cliente está a punto de comprar una casa tan descuidada que necesita una inversión adicional para arreglarla.

7. Una cocina digna de la serie ‘Cuéntame como pasó’: No te decimos que reformes la cocina entera para vender la casa pero quizás te conviene invertir algo para cambiar detalles relativamente baratos, como nuevas estanterías o renovar la grifería. En fin, detalles para darle un lavado de cara.

8. Olor a tabaco: si fumas en casa, intenta que cuando vengan visitas no haya olor de tabaco ni ceniceros sucios. Da mala imagen y es especialmente desagradable para alguien que no fuma. Podrías perder un cliente por una tontería.

9. Animales por todos lados: aunque seas un amante de los animales, si tu casa parece un zoo y además algunos pululan libremente mientras recibes a las visitas, seguramente el cliente esté deseando que termines para salir corriendo.

10. La clave es el sentido común: ponte en la piel de alguien que va a hacer la mayor inversión de su vida comprando una casa. Y recuerda que una imagen vale más que mil palabras. La sensación con la que esa visita salga de tu casa determinará si la tacha de su lista de opciones o si por el contrario, reafirma su interés en comprarla.

Foto: Pinterest
Foto: ZonaCrawling
Foto: Pinterest

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario