Cómo montar tu propio gimnasio en casa

Cómo montar tu propio gimnasio en casa
Valora este articulo

Gimnasio en casaSeguro que ya has empezado a pensar en que te gustaría acabar con esos kilos de más que has acumulado durante los meses de invierno. ¡Genial! Es el momento perfecto, ya que tienes por delante tiempo suficiente para lograr tu objetivo sin problemas. Apuntarte al gimnasio es el método más habitual, pero desde Api.cat queremos proponerte una nueva opción: montar tu propio gimnasio en casa.

Tu espacio de entrenamiento

Lo ideal es que tuvieras una habitación para poder tener instalado de forma permanente “tu gimnasio”, pero, partiremos de la premisa de que no es así. Así que, deberás reservar un espacio dentro de una de las habitaciones donde colocarás los elementos básicos para entrenar en tu piso de Gavà.

Elementos imprescindibles para tu gimnasio

Por razones de espacio, lo último que haremos es comprar máquinas. Los cuatro elementos que consideramos básicos para que te inicies en los entrenamientos en casa son:

  • Una colchoneta.
  • Dos mancuernas.
  • Una barra y varios pesos.
  • Un banco de abdominales.

Abdominales sobre colchonetaLa colchoneta te permitirá que realices ejercicios de suelo sobre una superficie blanda que evitará posibles lesiones y, por otro lado, amortiguará el ruido y posibles desperfectos en el suelo en el caso de que una mancuerna o un peso se te caigan al suelo.

Las mancuernas son elementos imprescindibles para los ejercicios de musculación de los brazos, pero también son muy útiles para diferentes versiones de ejercicios para abdominales y lumbares.

Tanto la barra y los discos, como el banco de abdominales, son dos elementos de los que podrías prescindir si no tienes espacio, ya que, muchos de los ejercicios que puedes hacer con ellos, también puedes hacerlos con las mancuernas o en el suelo sobre la colchoneta.

Verás que te hemos hecho una propuesta basada en mínimos para que la única inversión importante que tengas que hacer sea tu tiempo. Aún así, te sugerimos otra forma más de ahorrar comprando este material en tiendas o webs de objetos de segunda mano.

Así que, ya lo ves, no hay excusas para no estar en forma sin salir de casa. ¿Te animas?

FOTO: PINTEREST
FOTO: PINTEREST

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario