Cómo negociar el precio del alquiler

Cómo negociar el precio del alquiler
Valora este articulo

Una de las consecuencias de la crisis y su impacto en el sector inmobiliario español, es que ahora se alquila más y se compra menos. Esta es la tendencia en muchas comunidades autónomas como Cataluña, donde los alquileres representaron el 75% de los nuevos contratos celebrados en 2014.

¿Por qué esta diferencia tan grande? por lo que venimos diciendo en los últimos años, la crisis desencadenó toda una serie de consecuencias que son como el pez que se muerde la cola: si no hay trabajo, no se da crédito y si no hay crédito, no hay hipoteca para comprar un piso en Sabadell. ¿Solución? Irse a vivir de alquiler.

Ante un panorama económico tan desolador, muchos propietarios también han tenido que bajar el precio del alquiler, tanto para nuevos contratos como para inquilinos que ya llevan tiempo viviendo en su propiedad, pero que les han pedido una rebaja.

¿Buscas piso de alquiler en Manresa? ¡Te damos algunos consejos para negociar el precio de tu alquiler!

1. Tu situación personal influye. Imaginemos que llevas 2 años viviendo en un piso de alquiler en Tarragona, siempre has pagado puntualmente, cuidas la vivienda como si  fuera tuya y nunca has tenido ningún problema. Eres un buen inquilino y el propietario lo sabe. Si por circunstancias de la vida te bajan el sueldo o te quedas temporalmente sin trabajo, puedes negociar una rebaja con el arrendador. Alega que eres un inquilino ejemplar y que es una circunstancia temporal, que podéis volver a negociar una vez pase la tormenta. ¡Seguro que el propietario no querrá arriesgarse a cambiar de inquilino.

2. Investiga los precios de la zona. Se dan casos en los que el propietario de una vivienda sobreestima el precio del alquiler, en relación a lo que se pide en la misma zona o incluso en el mismo inmueble. Si te has enamorado de un piso en Barcelona y quieres tantearlo, realiza una  investigación de mercado en la zona para tener argumentos sólidos en la negociación.

3. Investiga el historial de la vivienda. ¿Lleva mucho tiempo sin alquilar? Quizás el propietario esté deseando alquilarlo porque necesita ese dinero… En ese caso ya tienes muchos puntos a favor para negociar el precio a la baja.

4. Véndete. Si llevas años viviendo de alquiler, siempre has sido un buen inquilino y pagador, ten claro que eso es lo que el propietario del piso está buscando. Véndete como tal y ofrécele la posibilidad de aportar referencias de antiguos arrendadores con los que has tenido relación, para ganarte su confianza.

5. El tiempo cuenta: Cada vez que a un propietario se le va un inquilino, le cuesta tiempo y dinero encontrar a otro. Por eso, si buscas un alquiler en Terrassa para un largo período de tiempo, es un buen argumento para negociar una rebaja en el precio del alquiler.

6. Hay otros puntos que se pueden negociar. Si después de mucho insistir, el propietario no quiere bajar el precio del alquiler, intenta negociar otros aspectos como por ejemplo: el pago de algún recibo, que te de derecho a subarrendar una habitación o que haga alguna mejora que el piso necesite de forma urgente. ¡Quién sabe! A lo mejor al final le sale más a cuenta hacerte una rebaja.

¿Qué te han parecido estos consejos para negociar el precio del alquiler? ¿Has puesto alguno en práctica? ¡Cuéntanos!

Foto: CristoReyBienesRaíces

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario