Cómo poner a punto tu chimenea para este invierno

Cómo poner a punto tu chimenea para este invierno
Valora este articulo

como_poner_a_Punto_chimena_para_inviernoCon el frío y los días cada vez más cortos, nada apetece más que acurrucarse en el sofá, junto a una chimenea encendida. Si ya tienes ganas de disfrutar del calor del fuego en tu casa de Arbúcies, en Api.cat te damos algunos consejos para poner a punto tu chimenea para este invierno. Piensa que una chimenea limpia y en buen estado es más segura y mucho más eficiente.

Haz una revisión y limpieza a fondo:

  • Llama a un profesional que limpie bien el conducto de salida del humo y revise que esté en buenas condiciones o si hay que hacer alguna reparación. Es recomendable hacer esta revisión una vez al año.
  • Asegúrate que el tiro funciona correctamente: una forma de hacerlo es abrirlo y encender un papel de periódico. Si el humo es aspirado hacia arriba, puedes estar tranquilo. En caso contrario, llama a un profesional.
  • Coloca una rejilla de preotección en la parte superior de la chimenea para evitar que se escapen chispas al exterior y que puedan entrar animales dentro. Si ya dispones de esta protección, revisa que esté en buen estado y que no se hayan acumulado restos de hojas, ramas o nidos de pájaros.

Si hiciste la revisión anual hace poco y te animas a limpiarla tú mismo:

  • Cubre bien el suelo y los muebles de la habitación para evitar que durante la limpieza se llenen de cenizas.
  • Protégete bien: ponte mascarilla, un protector para los ojos, ropa vieja que te cubra bien brazos y piernas y guantes por si hay restos calientes.
  • Utiliza un palo o varilla con un cepillo de acero en la punta para limpiar el conducto del humo. Muévelo de abajo arriba y haciendo movimientos circulares para limpiar bien las paredes de la creosota acumulada.
  • Si se desprenden trozos de cemento o ladrillo, llama rápidamente a un profesional para que revise el conducto y arregle los desperfectos.
  • Retira el hollín y las cenizas acumuladas en el fondo con un cepillo duro y una pala o con un aspirador, si estás seguro que no están calientes.
  • Limpia la superficie con productos adecuados al material: piensa que hay chimeneas de piedra, de cemento, de aluminio o de mármol… lo mejor es seguir las instrucciones del fabricante o preguntar en una ferretería o a un experto.
  • Si tu chimenea está cerrada con una tapa de cristal, también límpialo a fondo. Nos permitirá ver mejor el fuego pero también ayudará a una mejor propagación del calor.

Consejos para un buen uso:

  • Coloca una pantalla de protección ante la chimenea: evitará que salten brasas. Es especialmente recomendable si hay materiales combustibles cerca o en casas con niños.
  • Evita dejar objetos muy cerca o encima: pueden estropearse y corremos el riesgo de que nos salte alguna chispa al acercarnos a cogerlos.
  • Piensa que no todas las maderas son iguales ni ensucian igual: la madera de pino quema muy bien pero tiene mucha resina que ensucia mucho y obstruyen más los conductos. Si la madera está húmeda, quema mucho peor y también ensucia más.
  • Retira periódicamente las cenizas y restos para mantenerla limpia y en buenas condiciones durante todo el invierno.

¿A qué esperas para poner tu chimenea a punto?

FOTO: Pinterest

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario