Cómo preparar la habitación del bebé

Cómo preparar la habitación del bebé
Valora este articulo

Habitación de bebéSi estás esperando la llegada de tu bebé, uno de los muchos cambios que tendrá tu vida a partir de ahora es la nueva distribución y decoración de tu casa. Si además eres primerizo en estas lides, sin duda, no te vendrá mal algo de orientación acerca de cuándo comenzar con los preparativos de la habitación del bebé y sobre qué es lo que no debería faltar para cuando llegue “el día”. Desde Api.cat te explicamos algunos de los aspectos básicos que es mejor no pasar por alto para tenerlo todo apunto.

¿Cuándo comenzar con los preparativos?

La mayoría de las embarazadas coinciden en que entre el quinto y séptimo mes de gestación es el período ideal para dedicarse a montar la habitación del bebé. En general, las razones:

  • La seguridad de que el embarazo evoluciona sin problemas.
  • Normalmente ya se conoce el sexo del bebé.
  • Se sienten con energía.
  • A partir del séptimo mes se incrementa la posibilidad de que el parto se adelante.

¿Por dónde empezar?

Cambiador de bebéPara cuando entre por la puerta el rey de tu piso de Badalona, ya habrás tenido como mínimo dos meses de intenso trabajo en los preparativos de la habitación. Para empezar, te recomendamos que antes de colocar los muebles, pienses el tema que tendrá la habitación y decidas los colores de las paredes y de las telas que habrá en la habitación (cortinas, cojines, ropa de cama…).

Si tienes la suerte de disponer de una habitación luminosa, aprovecha esa luz, pero si no lo es, no te preocupes. Elige colores claros que reflejen la luz y la multipliquen lo máximo posible. Además, los colores suaves facilitarán el sueño del bebé y, por extensión, el descanso de los padres.

¿Qué es lo que no puede faltar en la habitación del bebé?

Al preparar la habitación del bebé hay algunos muebles que, sobre todo al principio, no puedes olvidar, y otros que podrás ir incorporando a medida que el bebé los vaya necesitando. No es imprescindible tenerlo todo desde el primer día.

  • Una cuna o capazo para que el bebé duerma. Al principio y durante un tiempo, conviene colocar la cuna en un rincón del dormitorio de matrimonio para poder llegar enseguida, en caso de que el bebé se despierte por la noche.
  • En cuanto al mobiliario propio de la habitación del bebé, te recomendamos que sea muy sencillo. En principio, sólo necesitas tres: cuna, armario y cambiador. Más adelante, puedes ir añadiendo un baúl donde guardar los juguetes y una mesa y una sillita para cuando empiece a dibujar.

La preparación de la habitación de un bebé es una de las tareas domésticas que con más ilusión se hace. Si estás en ello, ¿por qué no nos cuentas qué estilo has elegido para la habitación de tu bebé?

FOTO: PINTEREST
FOTO: PINTEREST

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario