¿Cómo puedo alquilar mi casa con seguridad?

¿Cómo puedo alquilar mi casa con seguridad?
Valora este articulo

Con la llegada de la crisis, son muchos los propietarios que deciden alquilar sus segundas residencias por primera vez, de este modo pueden sacarles una rentabilidad y compensar los gastos que conlleva tener una vivienda vacía. Si es tu caso, o bien te lo estás pensando y quieres saber cómo poner tu piso de Cambrils en alquiler con seguridad, sigue leyendo.

Cuando un propietario pone su vivienda en alquiler por primera vez, suele temer que el inquilino no le pague o que cuide mal el inmueble. Es por eso que lo primero que todo propietario quiere es encontrar al “inquilino ideal”.

Lamentablemente no existe un perfil de inquilino perfecto, además hay muchos estereotipos que pueden influenciarnos a la hora de decidir si tal o cual persona será el inquilino adecuado para nuestra vivienda. Sin embargo, como te contamos en otro post, puedes hacerle una serie de preguntas que te darán pistas sobre la seguridad financiera y actitud del candidato/a a alquilar tu casa.

Una vez sepas qué persona va a alquilar tu piso o casa y antes de firmar el contrato, puedes acudir al fichero de inquilinos morosos para confirmar su solvencia. El fichero de inquilinos morosos es un archivo que contiene información sobre arrendamientos impagados, tanto de personas físicas como jurídicas, aportada por los propios arrendadores y profesionales en la gestión de arrendamientos. También incluye información sobre sentencias judiciales por desahucio, convirtiéndose en la base de datos más amplia y completa sobre morosidad en arrendamientos en el territorio nacional.

Otra forma de asegurarte de que tu inquilino es solvente es pedirle, además del mes de fianza correspondiente, su contrato de trabajo y las últimas nóminas. Si el contrato de trabajo es indefinido puedes estar tranquilo, aunque hoy no abundan y la inestabilidad laboral está al orden del día.

Algunos propietarios incluso piden un avalador que responda por el inquilino en caso de impago. Esto es muy habitual, por ejemplo, en ciudades como Barcelona, donde muchos jóvenes universitarios alquilan pisos de estudiantes y los propietarios piden el aval de los padres.

La redacción del contrato de arrendamiento es otro punto fundamental. Entendiendo que es un acuerdo privado entre dos partes, se pueden añadir tantas cláusulas como ambas partes consideren oportunas. Es el momento de especificar con la máxima precisión posible los derechos y obligaciones del inquilino y todos aquellos aspectos que te preocupen como propietario, como por ejemplo, quién paga cada desperfecto.

Algunos municipios cuentan, además, con un departamento u oficina local de la vivienda en el que se ofrecen para intermediar entre inquilinos y propietarios, es un servicio que tranquiliza a ambas partes y que da seguridad administrativa.

Para evitar inquilinos morosos también puedes contratar un seguro de impago del alquiler con alguna compañía aseguradora. La mayoría suelen cubrir hasta 12 meses de impago mientras se inicia el proceso de desahucio por el impago del alquiler. Por aproximadamente 20 euros al mes puedes cubrirte las espaldas y asegurarte de que vas a recibir todas las mensualidades.

¿Te ha servido de ayuda?

Foto: Pinterest

Comments

  1. Por Sanchez

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario