Hipotecas para alquilar ¿Funcionarían en España?

Hipotecas para alquilar ¿Funcionarían en España?
Valora este articulo

El alquiler y cómo consolidarlo como alternativa a la fuerte cultura española de la propiedad, fue uno de los temas protagonistas del pasado Salón Inmobiliario Internacional de Madrid (SIMA) 2015. En concreto, se habló de una fórmula que existe en otros países, pero no en España: las hipotecas para alquilar. ¿Sabías que existían? Te contamos en qué consisten en api.cat.

Fue el director general de Sociedad de Tasación, Juan Fernández-Aceytuno, quién afirmó que sería una buena idea que las entidades financieras concedan hipotecas para alquilar, con el objetivo de facilitar que los jóvenes puedan acceder a la vivienda. Como principales argumentos: el hecho que los jóvenes tienen miedo a hipotecarse después de haber visto tantas malas experiencias tras la crisis; y que el precio de la vivienda no ha bajado lo suficiente como para compensar la fuerte bajada de los sueldos.

Parece una idea descabellada pero lo cierto es que hay otros países europeos como el Reino Unido, donde hace años que existe esta fórmula como un producto financiero más.

¿En qué consisten las hipotecas para alquilar?

En primer lugar, aclaremos este concepto que puede confundir: Cuando hablamos de hipoteca para alquilar, estamos hablando de préstamos destinados a comprar una vivienda para poner de alquiler como forma de inversión. ¿Pensando en comprarte un piso en Barcelona? ¡Podría ser interesante esta fórmula!

Esto es lo que en Europa se conoce como Buy-to-Let Mortgage, créditos destinados a personas con un poder adquisitivo medio –alto, con ahorros previos que compran para alquilar ya que de esta manera, obtienen una mayor rentabilidad por su dinero. En la línea de lo que ya te contamos en api.cat, comprar para alquilar es rentable, al menos en el contexto actual.

¿En qué se diferencian de una hipoteca tradicional?

En primer lugar, el valor de tasación es inferior. En el Reino Unido, por ejemplo, los préstamos para alquilar se sitúan entorno al 40% y el 50%. En segundo lugar, los diferenciales que se aplican a los tipos de interés son algo más elevados, ya que se consideran créditos con riesgo.

Sabemos que te estarás preguntando: si es más caro, ¿en qué sale a cuenta? La explicación reside en cómo los bancos británicos calculan la hipoteca. Lo hacen en función de la renta de alquiler que el propietario podría cobrar por el arrendamiento de la vivienda y no tanto por su solvencia previa.

¿Serían posibles las hipotecas para alquilar en España?

De momento, las entidades españolas han respondido que no estamos preparados para esta fórmula. Por un lado, en España no hay tanta cultura de alquiler, solo el 17% de las familias viven en régimen de alquiler, comprado con la media europea que alcanza el 30%, y en países como Alemania, hasta un 60%.

Por el otro, el mercado del alquiler en Europa está más profesionalizado, es más ágil y permite obtener ingresos más estables, porque hay mucha más demanda de serie.

¿Qué te ha parecido la idea de las hipotecas para alquilar? ¿Te gustaría que existiera esta fórmula en España?

Foto: Nacfb

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario