Internet comunitario: ahorra un 80% en tu comunidad de vecinos

Internet comunitario: ahorra un 80% en tu comunidad de vecinos
Valora este articulo

La gestión de una comunidad de propietarios es una tarea complicada, en la que es necesario buscar fórmulas de ahorro en los gastos generales. En este post, desde Api.cat te vamos a contar una iniciativa poco conocida que te permitirá un ahorro de hasta el 80% en tu servicio de internet. Se trata del internet comunitario. Veamos cómo aplicarlo en el bloque de tu piso en Lleida.

¿Es legal tener internet comunitario?

La Comisión Nacional del Mercado de Telecomunicaciones (CMT) emitió una resolución en 2010 en la que decía literalmente que “la explotación de la red de ADSL mediante elementos del edificio de uso común o en copropiedad –de conformidad con el artículo 396 del Código Civil– no son actividades que se presten a cambio de una remuneración de los propietarios de la comunidad, sino que los costes de la misma se sufragan con cargo a las cuotas de la comunidad, es por ello que no constituyen una actividad económica para dicha comunidad“.

internet_comunitario

Internet en el edificio

La normativa te permite instalar internet comunitario en tu comunidad de vecinos con un coste inferior a las líneas de ADSL particulares. El ahorro, según indican las empresas instaladoras, puede llegar a ser de 50 euros por vecino o de un 80% del coste del servicio. Estas compañías ofrecen la posibilidad de mejorar la cobertura de la red, una instalación gratuita, el mantenimiento mensual y las reparaciones de hardware necesarias. Además de  beneficiarte de una conexión wifi mejor, también se incrementa la seguridad de tu conexión.

Cómo funciona la instalación

Inicialmente, debes hacer una inversión que se repartirá entre todos los propietarios de la comunidad de vecinos. El sistema funciona de forma que cada persona dispondrá de una serie de equipos que se conectan a la red para distribuirla de forma inalámbrica a los dispositivos que quiera. Así es imposible el ‘robo’ de wifi. Por motivos de seguridad, el sistema de internet comunitario no muestra el origen de la señal. Así son los usuarios los que se conectan a ésta. Para hacerlo, también existen aplicaciones móviles que permiten compartir wifi.

La wifi compartida es legal. El único requisito que se debe cumplir es que la monte una empresa que esté dada de alta en el registro de compañías instaladoras de telecomunicaciones.  El precio del servicio de internet comunitario va desde los 5 euros mensuales, en lo que la comunidad de vecinos compra toda la infraestructura, hasta los 20 en caso de que la empresa instaladora sea la propietaria de la red.

Ventajas

Uno de los motivos que impulsa a las comunidades de vecinos a instalar el sistema de internet comunitario es la posibilidad de disfrutar de una velocidad de conexión alta a un precio ajustado. Técnicamente, una de las ventajas que ofrece internet comunitario es la separación de la señal de cable y la de internet.

¿Os estáis planteando en tu comunidad de propietarios cambiar el servicio de internet? ¿Consideras que pagas mucho? Nos gustaría saber qué te ha parecido el artículo.

Foto: Taringa

Comments

  1. Por Francisco

    • Rebeca Pérez Por Rebeca Pérez

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario