La diferencia entre un agente inmobiliario y un administrador de fincas

La diferencia entre un agente inmobiliario y un administrador de fincas
Valora este articulo

La diferencia entre un agente inmobiliario y un administrador de fincasComo ocurre con los mellizos, se parecen, pero no son iguales. Aunque tanto los administradores de fincas como los agentes inmobiliarios son profesionales liberales en el ámbito de los bienes inmuebles, tienen funciones distintas.

En Catalunya, la Ley 18/2007, de 28 de diciembre, del derecho a la vivienda los distingue así:

El agente inmobiliario presta servicios de mediación, asesoramiento y gestión en transacciones inmobiliarias relativas a operaciones de compraventa, alquiler, permuta o cesión de bienes inmuebles y los derechos correspondientes, incluida la constitución de estos derechos.

El administrador de fincas administra y asesora a los titulares de bienes inmuebles y comunidades de propietarios.

Sabemos lo que estás pensando. ¿Diferentes? Ejem.

Bueno. Antes de que cierres la pestaña del navegador y nos abandones, danos una oportunidad para que te expliquemos las diferencias (que las hay, ¡lo prometemos!) entre administradores de fincas y agentes inmobiliarios.

Tan sólo basta con echar una vistazo a las webs del colegio de administradores de fincas y de agentes inmobiliarios para entender quién hace qué.

Qué hace el agente inmobiliario

  • Mediar, asesorar y gestionar operaciones de compraventa de inmuebles
  • Mediar, asesorar y gestionar el alquiler de inmuebles
  • Mediar, asesorar y gestionar operaciones de permutas o cesión de bienes inmuebles
  • Realizar dictámenes de valoraciones de precio de mercado de bienes inmuebles

Qué hace el administrador de fincas

  • Gestionar, conservar, mantener,  en definitiva ordenar las actuaciones necesarias para un buen uso y destino de los inmuebles siguiendo las instrucciones de la propiedad
  • Mediar (entre propietarios e inquilinos y entre copropietarios de una comunidad, en caso de conflicto)
  • Representar a la propiedad y a las comunidades de propietarios en todos los casos que profesionalmente les encomienden.
  • Administrar comunidades de propietarios
  • Administrar y gestionar el alquiler de los inmuebles de las fincas que administran

¿Todavía no lo tienes claro? En Api.cat te lo queremos poner fácil, así que, para que nos entendamos, aquí tienes algún ejemplo:

Si quieres vender tu casa en Terrassa deberás contactar con un agente inmobiliario, pero si tienes un piso de alquiler en Lleida y el día de la mudanza resulta que el ascensor no funciona, entonces deberás llamar al administrador de fincas de tu edificio.

Parece fácil, entonces ¿de dónde proviene la confusión?

En la práctica, encontrarás muchas oficinas en las que el mismo profesional es agente inmobiliario y administrador de fincas a la vez, por lo que se ofrecen ambos servicios en el mismo espacio y cuesta identificar cuál corresponde a un perfil y cuál a otro.

Es más, en ocasiones, el administrador de fincas puede hacer de agente inmobiliario siempre que cumpla con la normativa que afecta a ambas profesiones. Sin ir más lejos, como recuerda el Colegio de Administradores de Fincas de Barcelona en su página web, los administradores de fincas que estén inscritos en el Registro de Agentes Inmobiliarios de Catalunya (y, por tanto, cumplan los mismo requisitos legales que los agentes inmobiliarios) también podrán realizar operaciones de compraventa o alquiler.

Por esta razón, es totalmente comprensible que todavía existan dudas sobre la diferencia entre un agente inmobiliario y un administrador de fincas. En todo caso, esperamos haberte ayudado a entender algo mejor sus diferentes funciones y, ante la duda, pregúntanos y en Api.cat estaremos encantados de ayudarte. 

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario