Los 5 principios de la decoración Happy Chic

Los 5 principios de la decoración Happy Chic
Valora este articulo

La decoración Happy Chic es una tendencia decorativa creada por el diseñador e interiorista americano Jonathan Alder, quien cansado de los convencionalismos, creó esta filosofía decorativa basada en la explosión de color en el diseño de interiores.

Jonathan Alder se inició como ceramista en los años 80, vendió su primera línea de objetos de decoración en la neoyorquina Barney’s, y en 1998 abrió su primer local en pleno Soho, hoy ícono del movimiento Happy Chic. Ha escrito 4 libros sobre lo que él ha bautizado como: la decoración anti depresión.

El objetivo es bañar de alegría y felicidad tu hogar a través de la energía que transmiten los colores, sin que éstos tengan que estar necesariamente combinados según la clásica harmonía. De hecho, el Happy Chic tiene cosas en común con la decoración Kitsch, pero sin ser tan grotesco. En definitiva, una teoría totalmente relacionada con la piscología del color, de la que hablaremos en otro post que no os podéis perder.

Si quieres introducir el Happy Chic en la decoración de tu casa en Lleida éstos son los 5 principios que debes seguir:

1. Inunda tu casa de colores alegres, combina los tonos pastel con tonos fuertes y vibrantes. No tengas miedo de arriesgar, combinados con un poco de gracia no hay colores que puedan quedar mal. Pero ojo, el Happy Chic tampoco es un popurrí indiscriminado de colores, tiene que transmitir alegría y buenas vibraciones. Si no es así, es que algo has hecho mal.

2. No te niegues ni una pizca de confort; busca sofás bien cómodos con formas retro y vintage, coloca alfombras gustosas al tacto con estampados chillones, viste tu cama con textiles alegres y cojines muy apetecibles. Todo ello, bañado en colores alegres.

3. Despídete del minimalismo porqué el deco Chic es todo lo contrario. Es maximalista, estridente, ostentoso y con curvas. Utiliza muebles grandes, alfombras de colores, figuras de cerámica modernas y cojines con estampados chillones, flecos y borlas.

4. Da la bienvenida a las figuras geométricas y a las cenefas estampadas en paredes, fundas nórdicas, cojines y alfombras. No tengas miedo a combinarlas, son una de las claves de la decoración Happy Chic, especialmente las alfombras.

5. Mezcla el lujo con objetos decorativos divertidos, como por ejemplo una lámpara de cerámica con forma de búho. Los accesorios decorativos es importante que sean desenfadados, originales y que haya presencia de cerámica. Combina muebles viejos con muebles nuevos. Siéntete libre de combinar las cosas como te salga de dentro sin pensar en esas aburridas ‘normas’ decorativas.

happy_chic

¿Qué te parece el Happy Chic de Jonathan Alter? ¿Te pasas a la psicología del color?

Foto 1: Pinterest
Foto 2: Pinterest
Foto 3: Pinterest
Foto 4: Pinterest

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario