Los 6 factores que más encarecen la construcción de una casa

Los 6 factores que más encarecen la construcción de una casa
Valora este articulo

Hoy en día son pocos los afortunados que pueden permitirse construir una casa a su gusto. Aún así, si barajas un presupuesto y te lo estás pensando, ten en cuenta cuáles son los aspectos que más encarecen la construcción de casas.

En primer lugar y como consejo, si no eres un experto en el sector de la construcción ni entiendes especialmente de materiales, las obras y sus tiempos, te aconsejamos que te asesores bien antes de embarcarte en esta aventura.

En segundo lugar,  estos aspectos también variarán en función de si la casa forma parte de una promoción de una empresa constructora o de si es una vivienda unifamiliar cuya construcción vas a gestionar tu por tu cuenta.

Dicho esto, veamos cuáles son los aspectos que más encarecen la construcción de una casa:

 1. El terreno: según si ya dispones del terreno o no, el precio de la casa variará radicalmente. Puede ser que la idea de construirte una casa venga de darle uso a un terreno familiar que está inutilizado, o que te haya surgido la oportunidad de comprarlo en una zona que siempre te ha gustado. Sea como sea, el terreno puede llegar a ser lo más barato o lo más caro del proyecto, según la localidad y la zona donde esté. Es evidente que no cuesta lo mismo un terreno en un pequeño pueblo rural sin interés turístico, que en una urbanización de Sant Cugat del Vallès.

2. Los planos y el arquitecto: Si la casa pertenece a la promoción de una constructora el coste de los planos y el arquitectos están incluidos en el presupuesto que te han ofrecido. Si por el contrario, tu idea es construirte una vivienda unifamiliar y buscar por tu cuenta a un arquitecto especialista en diseño de casas, ya es otra cosa. Según la reputación del profesional que escojas y el tipo de diseño que le pidas, los planos te pueden salir más o menos caros, pero son un factor importante a tener en cuenta.

3. El permiso de obra: la cuantía dependerá de la normativa municipal donde vayas a construir y, aunque no será el mayor gasto, si construyes por tu cuenta tienes que contemplarlo porqué suma. Las obras de promociones de empresas constructoras ya tienen incluido este concepto en el precio final.

4. El diseño: Cuánto más ‘atípico’ sea el diseño de la casa, más encarecerá su construcción. Nos referimos a elementos arquitectónicos que dificulten,  ralenticen o requieran de especialistas en la construcción. Por ejemplo, construir una casa que tenga grandes ventanales en el techo de los dormitorios para contemplar las estrellas, será más cara que una casa que no los tenga. No es lo mismo que la casa tenga un garaje subterráneo, que lo tenga anexo a un solo nivel.

5. Los materiales: son una parte importantísima del presupuesto porqué tienen una relación directa con la calidad que va a tener la casa: a mayor calidad, mayor precio. Además, cuando hablamos de materiales, el abanico de posibilidades es enorme y hace falta informarse mucho antes de tomar decisiones. Muchas obras se caen a trozos al cabo de pocos años por haber querido abaratar la construcción con materiales de baja calidad.

6. Los acabados: Una vez levantada la casa, los acabados – al igual que los materiales-  son uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta. Nos referimos a las técnicas y materiales que se utilizan para ultimar la construcción de una casa: los revestimientos y los materiales que darán el aspecto final a la casa y que influyen mucho en el precio.  Un acabado de estucado en las paredes es más caro que un simple acabado de pintura.

Si la construcción de tu casa es a través de una obra en promoción, ten en cuenta que la mayoría de las constructoras te permiten cambiar aspectos del diseño inicial para que puedas personalizar más tu casa. Por ejemplo, si está definido que el suelo será de cerámica pero tu prefieres poner parquet, la empresa constructora permite que hagas el cambio y ajusta el precio en función de si lo que pides es más caro o más barato.

Foto: Pinterest

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario