Solucionadores de lujo

Solucionadores de lujo
Valora este articulo

Solucionadores de lujoEs un secreto a voces. No hay agente inmobiliario de la zona que no hable de Luna Llar con admiración y envidia (sana, esperamos). Casi nada para un negocio que surgió por casualidad. Mayca Luna, la API gerente de esta empresa, es una especialista en la venta de inmuebles de lujo en Gavà y Castelldefels. Perdón, es LA ESPECIALISTA.

Cuenta que durante un año sabático para recuperarse de unos temas de salud mientras trabajaba como directora financiera de una multinacional, una amiga inmobiliaria le pidió ayuda. Debido a una baja laboral, necesitaba apoyo durante unos días. “Así me inicié en este mundo, que empezó a marcar una atracción desconocida para mí. Era como empezar cada día de cero, sin saber con quién iba a hablar o encontrarme ni cuál sería su historia, su sueño”, explica Mayca.

Un año después, en 2005, Luna Llar estaba en funcionamiento. En sus orígenes comercializaban viviendas urbanas de nivel medio en Gavà y Castelldefels, pero con la aparición de la crisis decidieron dar un giro a su visión de empresa y enfocarse en la vivienda de lujo. Visto lo visto, un giro nada providencial. “Consideramos que ese debía ser el sector de compradores menos afectado y donde menos problemas tendríamos frente a la solicitud de financiación bancaria, y creo humildemente que acertamos”. ¡Bingo!

Ese posicionamiento fue decisivo, pero ¿suficiente? No. Otros también lo intentaron y fracasaron. Necesitaron convertirse en “solucionadores”. Solucionadores de lujo, nunca mejor dicho.

“Para mi equipo y para mí, esto no es un negocio, es un estilo y filosofía de vida”, dice Mayca, y continúa: “desempeñamos esta actividad porque nos apasionan las personas y sus momentos, los de cada uno, sus proyectos y sus sueños. Si hay una frase que nos define es: “Quédate tranquilo, eso no es un problema”. Por eso hay clientes que nos han etiquetado como “solucionadores”, porque nuestra meta es siempre conseguir el objetivo de nuestros clientes, que es el nuestro. Queremos ser parte de su vida en este momento y seguir en ella para siempre, como su asesor de confianza”.

Solucionadores de lujoSolucionadores de lujo apasionados. ¿Eso es todo? No, aún hay más. Luna Llar es una empresa familiar, en la que las personas están en el centro. Cuando la crisis hizo acto de presencia, Iñaki y Aitor, los hijos de Mayca, se integraron totalmente en el proyecto y se propusieron resistir el envite. “Hicimos del problema, nuestra oportunidad”, asegura Mayca.

Pusieron un gran acento en la formación y la evolución personal y profesional de sus trabajadores. En ese sentido, reconoce Mayca, “estamos muy agradecidos a nuestro coach y mentor Nello D’Angelo. Él nos abrió nuevos horizontes: Anthony Robbins, PNL, técnica y motivación… todas las semanas: autoconfianza y un reto”. Y eso les ayudó a transformar la crisis.

Todo ese cóctel de ingredientes, unido finalmente a una visión del lujo no relacionada al objeto sino a las sensaciones y experiencias, han hecho de Luna Llar un ejemplo a seguir por muchos agentes inmobiliarios.

¿Las claves de su éxito?

  • Visión clara de supervivencia y reto de futuro
  • Formación con alta motivación y autoconfianza
  • Adaptación al momento y al mercado

¿Te ha pasado como a nosotros y te has quedado con ganas de conocer con más detalle el proyecto de Mayca y Luna Llar? Estás de suerte. Mayca será una de nuestras invitadas en IMMOSCÒPIA 2015, dónde queremos exprimir al máximo su experiencia y entender cómo han logrado ser un referente en su zona y sector.

Y si te ha gustado este artículo, quizás también te interese conocer la experiencia de Carlos Infantes, que con su plataforma tecnológica FHAUS también estará presente en IMMOSCÒPIA 2015.

Comments

  1. Por Begoña

  2. Por Pol

  3. Por Mayca

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario