Trucos para agentes inmobiliarios: cómo dar una buena primera impresión

Trucos para agentes inmobiliarios: cómo dar una buena primera impresión
Valora este articulo

como causar buena primera imagenDicen que la primera impresión es la que cuenta. Y aunque se trata de un tópico, a la hora de vender o alquilar una casa, todos sabemos que tiene mucho de cierto. Si conseguimos que los clientes se sientan a gusto y se vean viviendo allí sólo cruzar la puerta, tenemos mucho ganado. Por eso, en Api.cat te explicamos trucos para dar una buena primera impresión.

Empieza por ti

Como profesional, la primera impresión que des tú es muy importante. Tu aspecto y el de tu oficina deben  transmitir profesionalidad, seriedad y confianza.

  • Opta por una imagen acorde a tus clientes: deben sentirse identificados contigo, que sientan que entiendes lo que necesitan y quieren.
  • Mantén la oficina ordenada y funcional, pero con un toque acogedor: vas a recibir allí a tus clientes y si se sienten a gusto, también les gustará más lo que les enseñes.
  • Ten siempre a punto café, té o agua para poder ofrecer a tus clientes: están buscando una casa o quieren vender la suya. Se trata de una decisión importante y que hay que tomar en buenas condiciones.
  • Ten siempre a mano tu tarjeta con el teléfono, dirección de correo electrónico y dirección de tu página web.
  • Si te comprometes a enviar una información a un cliente, no dejes de hacerlo.  Si fallas aquí, ya pierdes su confianza.
  • Cuando envíes un correo electrónico cuida la redacción y el diseño. Una mala presentación o muchos errores ortográficos dan una mala imagen.

Trabaja la forma de enseñar la casa

El momento de enseñar esa casa de Bigues i Riells a los clientes es el definitivo. Una buena primera impresión puede decidir la venta.

  • Si habéis quedado en tu oficina, piensa en ofrecerte a llevarles en tu coche: eso te puede facilitar enseñar el entorno y explicarles todos los servicios que hay en la zona: tiendas, colegios, equipamientos culturales o deportivos…
  • Ten la casa a punto para que aparezca acogedora: asegúrate que esté limpia, sin daños ni grietas, bien ventilada y a buena temperatura.
  • Si está vacía, prepárala para facilitar a los clientes que se vean en ella.
  • Si lo crees conveniente, pon música ambiente durante la visita. Jugar bien con todos los sentidos facilita las buenas sensaciones.
  • Si la casa está equipada, ofréceles café o algo para beber.
  • Opta por una decoración neutra, que no condicione, pero cálida y confortable: deja entrar tanta luz natural como puedas, coloca almohadas en sofás y camas, y asegúrate que haya un espacio cómodo para que podáis hablar de los detalles.

Estos son nuestros trucos pero si tienes alguno que te funciona, anímate y compártelo con nosotros.

FOTO: SXC

Comments

  1. Por Carlos Ovalle

    • Rebeca Pérez Por Rebeca Pérez

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario