Una ventana convierte el viento y la lluvia en electricidad

Una ventana convierte el viento y la lluvia en electricidad
Valora este articulo

El desarrollo tecnológico va a un ritmo abrumador, apenas hemos aprendido a utilizar un dispositivo, aparece otro más avanzado y con más prestaciones. Esto pasa con la tecnología que nos rodea en todos los ámbitos de la vida, también en los sectores de la arquitectura y la vivienda, y para muestra, un botón: científicos americanos han inventado una ventana revolucionaria capaz de convertir la lluvia y el viento en electricidad para el hogar. ¿Quieres más detalles? ¡Te los contamos en api.cat!

Un grupo de científicos del Instituto de Tecnología de Georgia, en Estados Unidos, han inventado unas ventanas que transforma la energía de la lluvia y el viento en la electricidad suficiente para alimentar pequeños dispositivos del hogar. El único indicador de que la ventana está generando electricidad es que el cristal se oscurece levemente, adquiriendo un tono azul cuando está funcionando. ¿Te gustaría comprar una casa en Badalona que tuviera estas ventanas?

¿Pero cómo lo hace?

Resumidamente, la combinación de aire y agua proporciona una carga energética positiva a las gotas de lluvia, de manera que cuando estas impactan contra la superficie del cristal, generan una corriente eléctrica. El secreto para transferir esa carga eléctrica son unos nano generadores que están integrados en el cristal, invisibles a simple vista.

La ventana esconde dos tipos de nano generadores. Los primeros están en la capa exterior del cristal y se activan con la lluvia. Esta capa consiste en diminutas pirámides con una pequeña carga negativa. Por otro lado, la combinación de aire y agua suele proporcionar una carga positiva a las gotas de lluvia, así que cuando estas impactan contra la superficie del cristal, generan la corriente eléctrica. La segunda capa de nano generadores está dentro del propio cristal, y consiste en dos láminas que convierten la tensión que el viento genera al empujar el cristal en corriente eléctrica.

Entre ambos sistemas, este primer prototipo de ventanas es capaz de generar suficiente corriente como para alimentar un smartphone. Obviamente aún es poca cosa, pero ¿es el futuro tecnológico que llegará a las viviendas? ¿Te imaginas que en unos años estas ventanas sean un plus a la hora de comprar un piso en Barcelona?

No sabemos lo que depara el futuro, pero lo que sí se sabe es que, tras el éxito del invento, sus creadores en el Instituto de Tecnología Georgia ya están trabajando en una nueva versión de ventanas que sean capaces de generar y almacenar más energía.

¿Qué te ha parecido esta noticia?¿Crees que sería útil tener estas ventanas en casa?

Foto: Gizmodo

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario