Cómo evitar y solucionar las humedades en casa

Cómo evitar y solucionar las humedades en casa
Valora este articulo

Reparar humedadParece que por fin ha llegado el cambio de estación. Y es que, hace semanas que comenzó el otoño en el calendario, pero las playas y los chiringuitos todavía estaban llenos de gente encantada de alargar este extraño “veroño”. El caso es que esta semana, las lluvias se han generalizado y con ellas muchas viviendas se ven afectadas por un problema recurrente: las humedades. Desde Api.cat queremos darte algunos consejos para evitarlas y solucionar este problema estético y de salud.

Tener problemas de humedad en casa es un asunto más serio de lo que a simple vista pueda parecer. No sería extraño que tu piso de Castelldefels tuviera humedad, dada la ubicación de esta localidad. Pero, tanto si vives en la costa como si las lluvias son las causantes de las humedades de tu casa, te sugerimos que pongas en práctica estas sencillas indicaciones con el fin de evitar que la humedades afeen tu vivienda y perjudiquen tu salud.

Cómo evitar la humedad en el ambiente

  • En primer lugar, acostúmbrate a ventilar tu casa todos los días. Deja que el aire circule por las habitaciones al menos 20 minutos. De este modo, mantendrás a raya los niveles de condensación de agua.
  • Evita realizar actividades que generan humedad. Por ejemplo, cuando cocines, pon en marcha el extractor, o elige darte una ducha, en lugar de bañarte.
  • Siempre que puedas, tiende la ropa en el exterior. Si no puedes, hazte con una secadora. La humedad que genera la ropa recién sacada de la lavador es muy elevada.

Humedades en las paredes

El problema de las humedades en las paredes es muy habitual, sobre todo, en esta época, ya que, la lluvia se filtra y acaba condensándose en las paredes de los edificios formando moho y creando un ambiente poco saludable.

La lluvia es una de las causas más habituales de humedad y las goteras que provoca se deben principalmente a la instalación inadecuada de:

  • Materiales de revestimiento.
  • Tapajuntas de mala calidad.
  • Masilla alrededor de las uniones en el exterior del edificio (ventanas, puertas y placas).

¿El resultado? Paredes que huelen mal y causan daños permanentes en el yeso, pintura y acabados.

¿La solución? Si ya se ha producido la humedad, puedes reparar los daños tú mismo. En este vídeo verás paso a paso cómo hacerlo.

Esperamos que este post te haya resultado de utilidad y que las lluvias de este otoño no se conviertan en humedades.

¿Te ha parecido sencillo reparar humedades? ¿Lo ha hecho alguna vez?

Foto: Pinterest

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario