¿Comprador primerizo? Te damos algunos consejos para aliviar tu estrés

¿Comprador primerizo? Te damos algunos consejos para aliviar tu estrés
Valora este articulo

Decidir comprar una casa es una decisión muy importante, va a suponer posiblemente la mayor inversión de tu vida. Sin embargo, todo el proceso de búsqueda, ir visitando pisos, comparar zonas y precios… produce cierta emoción, pero también nervios, inseguridad. Muchas veces te preguntarás, ¿es este piso una buena compra? ¿estoy bien asesorado? ¿hago bien de meterme en una hipoteca ahora?

No es de extrañar que te hagas todas estas preguntas, los ahorros de tu vida podrían estar en juego y la preocupación por hacer una apuesta segura puede llegar a producirte mucho estrés. Por eso, si quieres comprarte un piso en Girona y eres primerizo, no te pierdas estos consejos de api.cat

1. Calcula rigurosamente tu presupuesto, sé realista y ajústate a tus posibilidades, esta es la única manera de no pillarte los dedos con la hipoteca. Parece obvio pero es más complicado de lo que parece, sobretodo si eres comprador primerizo y desconoces aspectos como los gastos añadidos que comporta el simple hecho de pedir un préstamo hipotecario.

Además, la cantidad de trámites que deberás hacer y los conceptos económicos que intervienen en la solicitud de una hipoteca pueden hacer que sientas que al final, no sabes lo que estás firmando.

2. Consulta a un asesor financiero antes de nada para tener las cuentas claras, quedarte tranquilo y ser más realista a la hora de empezar a buscar. De esta manera, evitarás enamorarte de un piso que se escapa de tus posibilidades y caer en la tentación de pedir un préstamo demasiado elevado. Una vez sepas hasta donde puedes llegar ya puedes empezar a buscar. Gracias al trabajo que has hecho anteriormente, tendrás las cosas más claras y la búsqueda será más acotada y ágil.

3. Estudia a fondo todo lo que no entiendas porque después de tu consulta con el asesor financiero, seguro que tienes la cabeza llena de conceptos como: los tipos de interés, comisiones de amortización, gastos de subrogación, el diferencial aplicado, etc. Todo palabras que quizás te sonaban pero que desconocías, pues ponte las pilas e infórmate a fondo. Procura entenderlo todo y así, cuando pidas la hipoteca no sentirás que nada se te escapa de las manos.

4. Establece unos objetivos claros de lo que quieres en función de tus posibilidades y lánzate a la búsqueda. ¿Quieres 2, 3 o 4 habitaciones? ¿Quieres plaza de parking? ¿Quieres estar en el centro o a las afueras? ¿Qué aspectos y servicios del vecindario son imprescindibles para ti?

5. Confía en los servicios de un profesional API que te asesore. Te ayudará a buscar el inmueble que más se ajusta a tus necesidades y cuando la encuentres, te orientará en todo el proceso que sigue hasta que las llaves estén en tus manos. Deja que tu agente API trabaje por ti, para eso has confiado en sus servicios. Establece con él tus prioridades y necesidades, así como tu presupuesto y timing.

Si sigues estos pasos no sufrirás el estrés que genera el desconocimiento y comprarte tu propia casa puede convertirse en una aventura ilusionante y divertida.

Foto: rrohh

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario