Alfombras sí, alfombras no. Esa es la cuestión.

Alfombras sí, alfombras no. Esa es la cuestión.
Valora este articulo

Colocar alfombrasTienen tantos detractores como defensores. A las puertas del otoño, muchos se plantean hacer algunos cambios en la decoración de su hogar incluyendo una alfombra que aporte calidez al ambiente. Y es que, aunque es innegable que este elemento decorativo añade personalidad y una atmósfera más hogareña, también conlleva ciertos aspectos negativos que desde Api.cat no queremos pasar por alto.

Deberías colocar alfombras porque…

Si tienes dudas sobre si colocar o no alfombras en tu piso de L’Hospitalet de Llobregat, ahí van algunas razones por las que sí es buena idea hacerlo:

  • Amortigua los ruidos. Colocar una alfombra o mejor aún moqueta en toda la casa, reducirá notablemente los ruidos producidos principalmente por el taconeo de los zapatos. Una ventaja que, sin duda, disfrutarás tanto tú como tus vecinos.
  • Disimula las irregularidades del suelo. Sobre todo en las viviendas antiguas, es habitual que nos encontremos con baldosas desniveladas que afean el piso e incluso que lo convierten en peligroso, ya que podemos tropezar y caer. Bien, pues una alfombra soluciona ambos problemas de una sola vez, o dicho de otro modo, “mata dos pájaros de un tiro”.
  • Son agradables al contacto con el pie. En esta época del año volvemos a pasar más tiempo en casa y para estar cómodos, a muchos nos basta con estar en pijama y ponernos un par de calcetines. Así que, el complemento perfecto a esta escena es, sin duda, una alfombra mullida sobre la que hundir nuestros pies.

No es buena idea colocar alfombras porque…

  • Limpiar alfombrasNo son fáciles de limpiar. Puede resultar una de las tareas domésticas más tediosas de acometer. No sólo hay que quitar las manchas, también los olores. Aunque, para ambas situaciones hay diferentes opciones que se adaptan tanto al tejido de la alfombra como al tipo de mancha que se ha de tratar.

Un truco que te invitamos a probar es limpiar y desinfectar la alfombra con sal. Para ello, echa una capa de sal por encima de toda la superficie y enroscarla. Déjala así unas cuantas horas y después pasa el aspirador para retirar los restos de sal.

En cuanto a la eliminación de olores, te sugerimos este otro consejo: espolvorea la alfombra con bicarbonato y déjalo actuar al menos 4 horas y después retíralo con la ayuda del aspirador.

  • Son una fuente de alérgenos. Por mucho que nos gusten las alfombras, muchas veces deshacernos de ellas o renunciar a su colocación es una cuestión de salud, ya que en sus fibras se acumulan los ácaros del polvo, el moho y el polen. Aunque, si la alergia no es muy grave, puedes probar a mantenerlas limpias.

De pelo cortado, lana, prolipopileno, poliéster, acrílicas o de fibras vegetales, la variedad de los tejidos de las alfombras no para de crecer. Y lo mismo ocurre en cuanto a sus diseños y formas. Así que, no será difícil que encuentres el modelo que mejor se adapte a tus necesidades y a la decoración de tu casa.

¿Te gustan las alfombras? ¿Tienes alguna en casa? ¿Qué opinión tienes de estos elementos decorativos?

Fotos: BIT Comunicación

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario