¿Cómo actuar ante un vecino ruidoso?

¿Cómo actuar ante un vecino ruidoso?
Valora este articulo

Cómo actuar ante un vecino ruidoso¿Quién no ha padecido en alguna ocasión la falta de respeto de un vecino ruidoso? Pocas cosas hay tan molestas y que mermen tanto nuestra calidad de vida como tener que soportar al adolescente de al lado con la música a tope o las obras del vecino de arriba. Suele ser bastante habitual, y en verano, todavía lo es más, ya que, dejamos las ventanas y puertas abiertas. Si ya estás harto, desde Api.cat te explicamos los pasos que te llevarán de vuelta a la tranquilidad.

Desde que los niños comenzaron las vacaciones no hay quién descanse a partir de las cuatro de la tarde en tu piso de Sabadell. Y es que, el hijo de uno de tus vecinos, por lo visto, es un fan incondicional de un grupo de música que tiene que escuchar a tope cada día a la hora de la siesta. Aguantas un día, dos y hasta una semana, pero… ya no puedes más. ¿Qué hacer?

Niveles de ruidos permitidos

Medidor de decibeliosEn primer lugar, debemos elaborar un informe de medición acústica. De este modo averiguaremos el nivel de ruido que estamos padeciendo y si está o no dentro de los límites permitidos.

Una vez tenemos el registro de los decibelios emitidos, podemos consultar la legislación pertinente. En España, las normas se rigen por el Código Técnico de la Edificación, Ley de Ordenación de la Edificación, Ley de Propiedad Horizontal, Ley del Ruido y Decretos autonómicos u Ordenanzas municipales de Protección del Medio Ambiente Urbano.

Y las legislaciones europeas establecen en 65 decibelios de día y 55 decibelios de noche, los niveles de ruido permitidos.

En el caso de que los ruidos procedan de un defecto en la construcción, será la constructora la que deba hacerse cargo de la reparación para que cesen los ruidos.

Pero, si es culpa de tu vecino, te aconsejamos que hables con él para hacerle saber tu malestar. En el caso de que después de tu conversación, la situación se repita, coméntaselo al Presidente de la Comunidad de Propietarios para que sea él el que de nuevo le comunique que debe dejar de hacer ruido. El tercer paso, sería presentar una demanda en el juzgado, que podría ser presentada de forma individual por ti, o por la Comunidad de Propietarios.

Denunciar a un vecino molesto

Tanto si la denuncia la presentas tú, como si lo hace la Comunidad, se llegará a un juicio ordinario y el juez adoptará las medidas cautelares que considere necesarias para poner fin a la causa del ruido. Esas medidas podrán ser en contra del propietario o del ocupante de la vivienda o local y pueden suponer la privación del uso de la casa por un período de hasta tres años e incluso una indemnización por daños y perjuicios.

Es cierto que puede ser un proceso lento, pero también es verdad que la mayoría de las veces, basta con hablar con el vecino ruidoso para que el respeto se imponga de nuevo en la convivencia vecinal. ¿Has tenido que llegar a ese extremo en alguna ocasión?

Foto: Pinterest
Foto: Pinterest

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario