Cómo ahorrar en calefacción

Cómo ahorrar en calefacción
Valora este articulo

como_ahorrar_en_calefaccion

Se acerca el invierno y cada vez apetece más estar en casa, acurrucado y aislado del frío exterior. Lo que no apetece, sin embargo, es que esto suponga un gran gasto en calefacción. Por eso es importante conocer algunos trucos que te pueden ayudar a estar a gusto en tu casa de Puigcerdà sin pagar grandes facturas ni pasar frío.

En Api.cat te los explicamos:

  • La calefacción entre 20 y 21º cuando estés en casa: más no es necesario y sólo te va a servir para pagar más en la factura. Por las noches y cuando no estés, bájala unos grados o apágala.
  • Pon un termostato programable: te ayudará a tener la calefacción encendida solo a las horas que te interese y a regular la temperatura de las distintas habitaciones. Esto también puedes hacerlo cerrando los radiadores de las estancias que no vayas a utilizar mucho. Con estas medidas puedes ahorrar entre un 8 y un 13% de energía.
  • Comprueba ventanas y balcones: el 40% de las pérdidas de calor se producen por las ventanas. Para saber si están bien selladas, coloca una vela encendida delante: si la lama oscila, hay corriente de aire. Puedes solucionarlo sellándolas bien con silicona, masilla o burletes adhesivos. También es recomendable tener cristal doble.
  • En suelos, techos y paredes: se pueden usar materiales aislantes como la fibra de vidrio o el poliestireno entre otros. Eso ya requiere algo de inversión, pero si estás pensando en hacer obras, cambiar el suelo o alquilar un apartamento en Tremp, no está de más tenerlo en cuenta.
  • Utiliza otros recursos: si tienes chimenea, no dudes en encenderla. Va a calentar la habitación y, además, creará un ambiente muy agradable.
  • Deja entrar el sol: durante el día deja entrar tanta luz como puedas. Calentará la casa de forma natural. Y por la noche, baja persianas y toldos y cierra las cortinas: te ayudarán a conservar el calor.
  • Para ventilar, con 10 minutos basta: y si es posible, mejor hacerlo al mediodía ya que hace menos frío.
  • Mantén los radiadores en buen estado: hay que mantenerlos limpios y purgarlos al menos una vez al año para evitar que entre aire exterior e impida su correcto funcionamiento. No es conveniente poner cosas encima o demasiado cerca ya que esto también dificulta la salida de aire caliente.
  • Los radiadores, mejor bajo las ventanas: si vas a ponerlos de nuevo, esta es su ubicación más recomendable para favorecer la correcta difusión del aire caliente.

Estos son nuestros trucos para ahorrar en calefacción sin tener que pasar frío. ¿Tienes algún otro?

Foto: SXC  

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario