Vivir (a gusto) en un piso de 40 metros cuadrados

Vivir (a gusto) en un piso de 40 metros cuadrados
Valora este articulo

Piso de 40 metrosPuede parecer insuficiente, pero lo cierto es que vivir en un piso de 40 metros cuadrados, no tienen por qué ser un problema. Eso sí, habrá que tener en cuenta ciertos aspectos relativos a la distribución y la decoración. Desde Api.cat nos gustaría darte algunas ideas que harán que veas con otros ojos pisos que, hasta ahora, descartabas en tu lista de candidatos de compra o alquiler.

Ventajas de vivir en un piso pequeño

Partiendo de la premisa de que el piso que estás buscando en Barcelona es para vivir dos personas, piensa que puedes tener todo lo que necesitas para vivir en tu piso con una calidad de vida más que aceptable y, al mismo tiempo, residir en el centro de una gran ciudad.

Si te gusta bajar a la calle y disfrutar del ambiente de Barcelona, su energía y vitalidad, vivir en un piso grande en las zona centro, en general, suele ser económicamente muy difícil. Sin embargo, a medida que el número de metros disminuye, el precio del alquiler o el de compra, también lo hace.

Otra de las ventajas es que cualquier pequeño cambio que hagas en tu “mini-piso”, se convertirá en una gran transformación. Por ejemplo, si en tu piso de Gavà, cambias la funda del sofá de un color oscuro y apagado a otro más vivo, como un naranja o un rojo, todo el espacio se impregnará de este nuevo color inundando de alegría la atmósfera de tu hogar.

Consejos para decorar viviendas pequeñas

Mini pisoSin duda, lo más importante a la hora de decorar un piso de dimensiones reducidas es mantener una decoración sencilla. Y es que, el objetivo es disfrutar de las comodidades mínimas que todos queremos tener en casa, pero evitando los agobios de una decoración recargada.

Para ello, lo ideal es dejar lo más libre posible el suelo y aprovechar al máximo las paredes con baldas y colgadores. De este modo, mantendremos el espacio diáfano.

Distribución, mobiliario e iluminación

En primer lugar, si tienes la posibilidad, es importante que separes el salón y el dormitorio. De este modo, evitarás tener que transformar cada noche tu sala de estar.

Una vez tengas decidido cómo vas a distribuir las diferentes zonas de tu piso, es el momento de amueblarlo. En este punto, no olvides que los muebles deberían ser multiusos. Es decir, si adquieres una mesa para comer, piensa que esa misma mesa deberías poder utilizarla también para estudiar o trabajar.

Por último, uno de los trucos que te sorprenderá está relacionado con la iluminación. En el caso de los pisos pequeños, cuando colocas diferentes puntos de luz, al mismo tiempo estás creando diferentes zonas gracias a su radio de iluminación. Así, tendrás un espacio de lectura diferenciado del que destinarás para ver la televisión.

Verás que no tienes por qué relegar un piso que no pasa de los 40 metros a tu última opción, ya que puede que sea exactamente lo que estás buscando: un precio interesante, una distribución práctica y en una ubicación ideal.

Foto: Pinterest
Foto: Pinterest

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario