6 errores comunes (y evitables) al pintar tu casa

6 errores comunes (y evitables) al pintar tu casa
Valora este articulo

Cómo pintar correctamente tu casa

Consejos para pintar tu hogar

Ante todo, hace falta mucha paciencia. Y es que nos pueden las ganas de verlo todo de nuevo en su sitio, perfecto y totalmente acabado. Sin embargo, pasar la brocha, el rodillo o el pincel es sólo una de las cosas que incluye un fin de semana pintando. En las noticias inmobiliarias de Api.cat hemos recopilado algunos de los errores que solemos cometer cuando cambiamos de color nuestro hogar. ¡Toma nota!

1. No limpiar las paredes

Nos referimos a pasarle un trapo para quitar esa capa de polvo que probablemente no se aprecia pero que una vez has terminado de pintar, sí que se notará. El polvo que se acumula en las paredes no sólo impedirá que la pintura se agarre correctamente, también hará que se ensucie, lo cual hace que la solución pase por comenzar de nuevo.

2. No preparar muebles ni accesorios

Aunque sólo vayas a pintar el recibidor de tu piso de Barcelona y creas que no es necesario proteger los muebles o embellecedores de los interruptores de la luz, te aconsejamos que lo hagas. Las salpicaduras llegan mucho más lejos de lo que imaginas y “perder el tiempo” tapando con cinta de pintor antes de comenzar la tarea, te ahorrará muchos disgustos después.

3. Retirar tarde la cinta de pintor

Mucha gente espera a que la pintura se haya secado del todo para despegar la cinta que protege los marcos de las puertas o los zócalos. Sin embargo, cuando lo hacen, la mayoría de las veces lo que ocurre es que la pintura se levanta y te obliga a comenzar con los retoques. Lo mejor es que la retires justo después de terminar de dar la última capa de pintura.

4. No esperar a que se seque

La impaciencia nos traiciona demasiadas veces a la hora de pintar. En estas lides, lo ideal es que dejes pasar al menos 24 horas entre una capa y otra. Pero si has pintado en un día seco y estás seguro de que la pintura ya no está fresca, puedes dar la siguiente capa sin miedo.

5. Empezar por las paredes

No pensar en el orden ideal para pintar nos puede pasar factura. Lo mejor es pintar primero los zócalos, luego el techo, y por último las paredes. Cuando pintes la madera de los zócalos, deja secar durante 24 horas, después, cúbrelos con cinta de pintor, y ya puedes comenzar a pintar las paredes sin temor a que los zócalos se manchen. Cuando acabes con las paredes, puedes pasar al techo.

6. No comprar pintura suficiente

No escatimes en la cantidad de pintura. Piensa que siempre tendrás que arreglar con un toquecito de pintura y si no es la misma, se notará muchísimo, así que no te olvides de comprar siempre un poco más de la cantidad que necesitas.

¿Has pintado las paredes de tu casa este año? ¿Darías algún otro consejo?

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario