Qué puedes exigirle y qué no a tu inquilino

Qué puedes exigirle y qué no a tu inquilino
Valora este articulo

Uno de los principales focos de conflictos entre inquilinos y caseros es saber discernir hasta donde llegan los derechos y obligaciones de cada parte, pues hay algunos puntos de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) que se recogen de una manera general, como por ejemplo, el pago de pequeñas reparaciones, pudiendo interpretar cuánto es de pequeña una reparación según los intereses de cada parte.

Parra arrojar un poco más de luz a la cuestión, hace unos días te contamos en un artículo qué puede exigirle y qué no el inquilino a su casero. Pues bien, hoy nos vamos a la otra parte para contarte qué puede y qué no puede exigirle el casero a su inquilino.

Qué puedes pedirle y qué no puedes pedirle a tu inquilino

.- Puede exigirle…

1. Que pague la renta del alquiler puntualmente

Para evitar ser demasiado rígidos en este aspecto y ahorrarse disgustos, muchos caseros optan por poner un período de pago de varios días, como por ejemplo: del día 1 al 10 de cada mes. Un acuerdo que además debería figurar en el contrato, convirtiéndose en una obligación para el arrendatario. En caso de incumplimiento, el casero podría rescindir el contrato y reclamar los pagos pendientes por vía judicial.

2. Pagar los suministros

Del mismo modo que el inquilino debe pagar puntualmente la renta, también debe asumir con rigor el pago de los suministros de agua, luz y/o gas que recibe en el piso de alquiler en Barcelona. Lo óptimo para ahorrarse un disgusto es poner esos suministros a nombre del inquilino, de este modo será él quién se responsabilice de posibles impagos.

3. Que cuide y conserve la vivienda

El inquilino tiene la obligación de conservar la vivienda en el mismo estado en el que se le entregó, incluyendo no solo el continente si no también el contenido. En este sentido es recomendable que el inquilino contrate un seguro de hogar que cubra el continente, que aunque no es obligatorio, puede ser de gran utilidad.

4. Que introduzca mascotas en al vivienda

Como casero puedes imponer por contrato la prohibición de tener mascotas en la vivienda arrendada, siendo un motivo para rescindirlo en caso de incumplimiento.

 .- No puede exigirle…

1. Que le deje entrar a la vivienda para comprobar su estado de conservación

La propiedad de la vivienda corresponde al casero pero el derecho de vivir en ella y entrar libremente es exclusivo del inquilino. Si un casero entra en la vivienda sin la previa autorización del inquilino, podría ser acusado de allanamiento de morada, un delito muy grave recogido en el Código Penal.

2. Que abandone la vivienda antes de la finalización del contrato. Para ello, los plazos y términos de la duración de un contrato  de arrendamiento están recogidos en la LAU.

3. Que pague la renta por adelantado

4. Que pague cualquier reparación, sea cual sea.

Según la LAU, y aunque existen puntos que dan margen a la duda, el inquilino debe hacerse caso de las pequeñas reparaciones fruto del desgaste o del mal uso y el propietario, de las averías que afecten a la habitabilidad de la vivienda.

¿Te ha servido de ayuda esta información?

Foto: BIT Comunicació

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario