5 Formas de aprovechar el tiempo hasta la oficina

Cómo hacer cosas interesantes de camino a casa

Aprovechar el tiempo mientras vas a la oficina

¿Sabías que empleamos una media de 57 minutos para desplazarnos de casa al trabajo y viceversa? Eso supone alrededor de 5 horas a la semana. Lo cual no está nada mal, sobre todo, si las aprovechamos haciendo algo interesante. En las noticias inmobiliarias hemos recopilado algunas ideas para que el trayecto a la oficina y la vuelta a tu piso de Barcelona no sea una pérdida de tiempo.

1. Retoma y cuida tus relaciones personales

Si la intensa actividad de tu trabajo no te deja ni un minuto libre para atender a tus amigos y familiares, una buena idea es dedicar el rato que estás en el tren, el metro, el bus o el taxi a contestar y enviar algunos mensajes, devolver llamadas perdidas y hacer alguna a ese amigo que tienes “olvidado”. Recuperar y fomentar las relaciones personales sólo tiene ventajas: tú te sentirás mucho mejor y tu entorno, también.

2. Coge un libro y lee

Es la ocasión perfecta. Mucha gente sólo puede hacerlo durante esos minutos en los que se desplaza a la oficina o a su hogar, ya que, en ocasiones encontrar un hueco entre las tareas domésticas resulta muy complicado. Aprovecha la ocasión, coge un libro y engánchate a su lectura. Lo más probable es que en pocos días se convierta en un hábito difícil de dejar.

3. Practica meditación

Tanto a la ida como a la vuelta, esta propuesta puede ser muy interesante. Y es que, cuando comienza el día puedes visualizar cómo va a transcurrir la jornada o planificar lo que vas a hacer, mientras que al final del día, puedes repasar y valorar qué es lo que ha sucedido. ¿Cómo hacerlo? Lo más importante es la atención y la respiración. Basta con que estés unos 10 minutos concentrado en la respiración, fijándote en cómo entra y sale el aire por tu nariz. A continuación repasa tu día con tranquilidad, paso a paso.

4. Ponte en forma

¿Por qué no? La calle o el metro pueden convertirse en tu gimnasio particular outdoor. Si tienes la suerte de que tu trabajo está lo suficientemente cerca como para no necesitar utilizar el transporte público, entonces ya estás haciendo ejercicio. Y si coges el metro, olvídate de las escaleras mecánicas y sube o baja por las convencionales. Si vas en autobús al trabajo, bájate una parada antes y camina hasta el trabajo. Tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán en poco tiempo.

5. Aprende algo nuevo

Desde mejorar tu inglés hasta aprender francés o incluso estudiar un curso de contabilidad o técnicas de ventas. Si tienes tiempo y ganas, tienes medio camino andado. Hoy en día existen multitud de cursos online que puedes seguir por Internet o descargarte el material didáctico y estudiar durante tus desplazamientos. Casi sin darte cuenta habrás llegado a casa o a la oficina y… ¡habrás aprovechado el tiempo”

¿Cuánto tiempo tardas de ir desde tu casa al trabajo? ¿Lo aprovechas de alguna manera? Cuéntanos cómo.