En vacaciones, no malgastes energía (ni dinero)

Ahorrar energía en vacacionesTanto si van a ser sólo dos días, como si te marchas todo el mes de julio o agosto, no querrás perderte la oportunidad de ahorrar unos euros mientras disfrutas de tu merecido descanso. ¿Quieres saber cómo? Muy sencillo, en Api.cat te damos algunas ideas para que este verano puedas ahorrarte un dinerito sin hacer un esfuerzo extra.

4 Ideas para reducir la factura de la luz

El quid de la cuestión está en el uso que hacemos de los electrodomésticos y del consumo de la energía en general. Y es que, si seguimos una premisa tan sencilla como apagar aquello que no estamos usando, conseguiremos reducir (y mucho) la factura de la luz.

Por tanto, si te marchas unos días al apartamento de Gavà y dejas tu piso en Barcelona, aquí tienes algunos consejos para ahorradores:

1. Apaga el Stand By. En general, todavía no hemos tomado conciencia del ahorro real que podríamos llegar a hacer si nos olvidáramos del modo Stand By del televisor. ¿Sabías que se estima en 100 euros anuales lo que nos podríamos ahorrar si siguiéramos este consejo?

2. Vacía y apaga la nevera. Si nos vamos a ausentar más de dos días, ya se considera conveniente dejar apagado el frigorífico. Eso sí, es importante hacerlo correctamente. Es decir, primero, vacíalo y al marcharte deja la puerta abierta. Recuerda hacer lo mismo con el congelador. En este caso, coloca un recipiente y una toalla porque durante unas horas irá soltando agua.

Bajar los plomosPor otro lado, en el caso de la nevera, existe una opción intermedia es el “modo vacaciones” que incluyen muchos de los modelos que hay actualmente en el mercado. Así que, si no vas a estar muchos días fuera y prefieres no vaciar la nevera, ésta es una buena manera de ahorrar.

3. Baja los plomos. Puedes bajar todos o sólo los que necesites. Y es que, es posible que por alguna razón te interese mantener con energía una habitación en concreto o un aparato electrodoméstico. Recuerda que bajando los plomos nos aseguramos que si en nuestra ausencia se produce alguna sobrecarga en la red eléctrica, no sufriremos ninguna avería.

4. Fíjate en el contador. Por último, cuando tengas ya las maletas en la puerta, hay un gesto que te aconsejamos hacer: comprueba que ningún aparato se queda en funcionamiento. Para ello, fíjate en el contador de energía para ver si sigue consumiendo.

Como ves, estos cuatro consejos son sencillos de realizar y recordar. Además, no dan ningún trabajo y, sin embargo, a la larga, puedes notar sus efectos en el recibo de la luz y en tu bolsillo.

¿Hay alguna otra medida con la que ahorras cuando te vas unos días? ¿Por qué no la compartes aquí? Nos encantaría conocerla.

Foto: lacasaeconologica
Foto: elblogenergia

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario