¿En qué debo fijarme y qué debo preguntar cuando visito una vivienda?

¿En qué debo fijarme y qué debo preguntar cuando visito una vivienda?
Valora este articulo

Quizás creas que visitar una vivienda para valorar si te interesa comprarla no tiene ningún misterio. Pero esto no es del todo cierto. Hay que saber en qué cosas fijarse y cuáles son las preguntas clave que se deben hacer para obtener la información que determinará tu decisión.

visitas vivienda

En qué cosas debes fijarte al visitar una vivienda

Para saber qué cosas se deben observar y qué conviene preguntar durante una visita hemos hablado con Jorge Juan Vispo, API i CEO de Golden Square Barcelona Consultors immobiliaris, quién nos da los siguientes consejos:

Visitar la vivienda con mucho detenimiento

Cuando se visita una vivienda hay que ir tranquilo y fijándose tanto en la casa como en sus anejos (garaje, trastero, etc.).  Además, el API debe especificar al visitante todas las medias del inmueble; tanto las que figuran en el catastro (los metros construidos y los metros de los elementos comunes) como las que figuran en el registro (metros cuadrados útiles y construidos).

“Esto es muy importante, ya que cuando se compra un inmueble de segunda mano, se compra la vivienda como cuerpo cierto. Es decir, si a posteriori nos damos cuenta que hemos comprado una vivienda con menos metros de lo que pensábamos, no hay manera de reclamar”, afirma Jorge Juan Vispo.

Comprobar visualmente el estado de conservación de la vivienda

Siempre hay que fijarse en el uso que se le ha dado a la vivienda y si está bien cuidada. Se debe preguntar si se le ha hecho alguna reforma, reparación o actualización, como por ejemplo, si se han cambiado las instalaciones de agua y electricidad, que suelen ser las más costosas. En este sentido, Jorge Juan Vispo puntualiza:

“Es muy importante detectar si hay humedades, grietas, defectos estructurales o algún tipo de anomalía, como por ejemplo, aluminosis. Si el propietario ni el API no han detectado estas patologías y aún así, quieres mayores garantías, se puede preguntar al Administrador de Fincas o contratar un técnico.”

Visitar la vivienda a diferentes horas del día y en distintos días

Parece una tontería pero hay elementos de la vivienda y del entorno que pueden variar según la hora del día e incluso según el día de la semana. Imaginemos, por ejemplo, un piso en Barcelona que debajo tiene un bar que solo abre por las tardes, hasta la noche. ¿Y si es muy ruidoso? ¿Y si su cocina genera olores molestos?

Averiguar si hay derramas en la Comunidad

Si estás en manos de un API, ya tendrá esta información. De todos modos, es importante que sepas si hay derramas pendientes y si es una comunidad con una convivencia pacífica. “Hablar con el conserje, con los vecinos y con el Administrador de Fincas, es la mejor manera de saber en qué estado se encuentra la comunidad”.

“El propietario o el API deben informar al potencial comprador de los gastos de comunidad y de los impuestos como el IBI o la recogida de basuras, etc. Es muy recomendable solicitar al administrador copia de las dos o tres últimas actas de la comunidad de propietarios, pues es una buena fotografía del estado económico y de asuntos relevantes que atañen a la finca”, apunta Jorge Juan.

Solicitar copia del título constitutivo del régimen de propiedad horizontal

En el mismo sentido, hay que pedirle al Administrador de Fincas o al Registro de la Propiedad: la copia del título constitutivo del régimen de propiedad horizontal y de los estatutos de la finca. O en su defecto, los acuerdos de régimen interior que pueda haber.

Consultar la situación urbanística de la finca

A veces, los planes urbanísticos del municipio pueden frustrar la compraventa de una vivienda. Para saber si en la finca hay algún expediente en curso, se debe acudir al departamento de urbanismo del correspondiente Ayuntamiento.

Si tienes en cuenta todos estos puntos, comprarás la vivienda con garantías. ¡Palabra de API!

Foto: BIT Comunicació

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario