Cómo inscribir un contrato de alquiler en el Registro de la Propiedad

Cómo inscribir un contrato de alquiler en el Registro de la Propiedad
5 (100%) 2 votes

Cómo inscribir el contrato de alquiler de una viviendaCuando se arrienda un piso, inscribir el contrato de alquiler en el registro de la propiedad es una garantía para el propietario y el inquilino, de ahí que sea importante que conozcas los pasos que hay que dar. De esta forma, evitaréis sorpresas desagradables y blindaréis vuestros derechos.

En este artículo, damos las claves sobre los pasos a seguir y las ventajas que comporta. Lo más recomendable es que realices la operación con profesionales calificados y titulados, y API Catalunya es una buena opción si buscas un piso en el área metropolitana de Barcelona.

¿Qué es el registro de la propiedad?

El registro de la propiedad es una institución pública, cuyos funcionarios son colegiados, que tiene la función de hace constar la propiedad de una persona sobre los bienes inmuebles. El registro de esta propiedad ofrece garantía jurídica al dueño porque, cuando un registrador da fe de la misma, tiene fuerza de ley. Por este motivo, pagar las tasas por el registro de un piso o casa puede compensar.

Los registros de propiedad se encuentran en las grandes ciudades, pero, también, en la mayoría de las villas que cumplen con la función de cabeza de Partido Judicial. Por este motivo, no te será difícil encontrar el que corresponda a tu zona. Aunque son profesionales poco conocidos, lo cierto es que en los últimos veinte años ganaron importancia por el aumento de las operaciones de compraventa de inmuebles.

¿Por qué inscribir el alquiler en el registro de la propiedad?

Aunque la Ley 29/1994 de Arrendamientos Urbanos ya preveía la posibilidad de registrar los contratos de alquiler ante el registro de la propiedad, lo cierto es que esta práctica era minoritaria, de ahí que nos pueda resultar algo extraño. De hecho, hoy en día, la mayoría de los contratos de arrendamiento no se inscriben. Sin embargo, hay motivos, tanto para el propietario como para el inquilino, que aconsejan el registro, en especial si la perspectiva es la de un contrato de arrendamiento de larga duración donde las cláusulas de actualización del precio quedan bien definidas.

Sin embargo, hay varios motivos que favorecen inscribir el contrato de alquiler. En primer lugar, en el caso del arrendador, si no se paga la renta mensual, en caso de registrar el alquiler el procedimiento para el desahucio se acelera y, por lo tanto, se facilita la recuperación del uso y disfrute del inmueble en diez días. De la otra forma, el proceso se puede demorar varios meses.

En segundo lugar, la inscripción del contrato en el registro también te ofrece ventajas como inquilino. Básicamente, si registráis el alquiler, mantendrás tu derecho preferente sobre la compra de la vivienda en virtud de lo que establece la Ley de Arrendamientos Urbanos y no te verás afectado por los cambios de propietario, que tendrá que respetar las condiciones contractuales. El no registro, da plena libertad al propietario para poder vender sin el derecho de tanteo previo.

Cómo es el proceso

Una vez que hayáis decidido el registro del contrato previamente escriturado en la notaría, tendréis que enviarlo al registro de la propiedad y acreditar la liquidación de los correspondientes impuestos. Concretamente, hay que abonar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) que depende de la Generalitat de Catalunya y que tiene que abonar el propietario ante la Agència Tributària de Catalunya. Es importante recordar que, sin escritura, contrato y documento de liquidación de impuestos, no se puede seguir el proceso porque el registro de la propiedad, precisamente, ha de dar fe de actos jurídicos reales y demostrables.

Posteriormente, tendréis que abonar las tasas del registro de la propiedad, que variarán en función del valor del inmueble, según lo dispuesto en el Real Decreto 1427/1989, respondiendo a baremos fijos. El pago de las mismas dependerá de lo que se haya establecido previamente en el contrato o de un pacto verbal, aunque suele estar más interesado el arrendatario, de ahí que sea quien normalmente corre con este gasto. Si bien en los últimos años hubo una cierta controversia entre el Gobierno y los registradores, ahora los criterios están más claros.

Es muy importante recordar que la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), si bien reconoce la facultad de registrar los contratos de arrendamiento, en ningún caso obliga a hacerlo, de ahí que tenga que ser una decisión consensuada por ambas partes, bien a la hora de redactar el contrato, bien mediante un acuerdo a posteriori. Por regla general, y si tenéis una relación de confianza en esto, podréis llegar a un acuerdo beneficioso.

Finalmente, y aunque esto sea de Perogrullo, hay que recordar que el registro de la propiedad es una garantía suplementaria para presentar ante un juzgado, puesto que los registradores de la propiedad prestan un servicio público y las inscripciones valen como prueba ante un juzgado.

Alquilar un piso con garantías

En los últimos años, alquilar un inmueble en el área metropolitana de Barcelona se ha convertido en una opción muy interesante, tanto por ubicación como por acceso a un amplio abanico de oportunidades. Por lo tanto, el alquiler en L´Hospitalet de Llobregat, Cornellà, Santa Coloma de Gramanet o Badalona son opciones que puedes barajar si deseas un piso a pocos minutos de Barcelona con buenos precios y cercanía a las principales vías de transporte público.

Inscribir el contrato de alquiler te permitirá, tanto si eres propietario como si eres inquilino, contar con una garantía añadida y, por lo tanto, no tener que preocuparte de eventuales problemas en un futuro. Si buscas una relación contractual a medio-largo plazo, probablemente esta sea la mejor forma de salvaguardar los derechos de las dos partes. En los últimos años, hemos encontrado más casos de registro de contratos, precisamente, en quien busca un alquiler a medio plazo con opción a compra.

El alquiler tiene que ofrecer, no solo garantías legales en el contrato, sino también de tasación, de ahí que hoy sea preferible la calidad del servicio al teórico ahorro. Los agentes de la propiedad inmobiliaria (API) están colegiados, ofrecen profesionalidad y unas valoraciones de acorde a las tendencias del mercado. Si quieres alquilar un piso, son la mejor opción.

 

Alquila tu vivienda en Cataluña con todas las garantías gracias a API.cat