Cómo conciliar las tareas domésticas con el trabajo

Cómo conciliar las tareas domésticas con el trabajo
Valora este articulo

Compaginar el trabajo y las tareas domésticasCompaginar la limpieza en el hogar con el trabajo fuera de casa es harto complicado. Y si además le añadimos la compra, los cuidados de los niños y el tiempo que necesitamos para los desplazamientos, la cosa adquiere categoría de “misión imposible”. Pero, siempre podemos hacer algo para conseguir integrar todas estas facetas de la vida. Desde Api.cat queremos darte algunas ideas para conciliar las tareas domésticas con tu vida laboral.

En primer lugar, veamos el tiempo que le dedicamos a la casa. Según el Informe Empleo del tiempo, conciliación de trabajo y familia 2009 – 2010 (actualizado el 23 de mayo 2014) elaborado por el Instituto Nacional de Estadística (INE), los españoles destinamos un total de 52.682 horas al año a las tareas domésticas.

Además, si atendemos a las horas diarias dedicadas a esta actividad, el mismo informe revela que las mujeres gastan 59 minutos, mientras que los hombres, reservan sólo 19 minutos al día.

Si sumamos el tiempo dedicado al cuidado del hogar, los desplazamientos, las horas en la oficina y las horas que necesitan los hijos, a muchos no les salen las cuentas. Así que, aquí tienes 5 ideas para hacer que las 24 horas del día parezcan 48 y… te salgan las cuentas.

1. De camino a la oficina

Nuestro primer consejo es que los desplazamientos de casa al trabajo los hagas en transporte público. Y es que, si, por ejemplo, tienes que ir desde tu piso de Vilanova i la Geltrú a Barcelona, durante el trayecto en tren puedes aprovechar a preparar la lista de la compra o hacer las llamadas pendientes, lo cual te ahorrará más tiempo del que imaginas.

2. Antes de llegar a casa

Cuando vuelvas del trabajo y cojas de nuevo el coche, aprovecha para ir al supermercado y hacer la compra de la semana. Comprobarás cómo ir con la lista de la compra hecha te hará ir mucho más rápido.

3. Adelantar el despertador

Tareas domésticasNo queremos que te des un madrugón para hacer un zafarrancho de limpieza. La idea es que dos o tres días a la semana te levantes 30 minutos antes y cada día hagas una actividad diferente. Así, por ejemplo, un día puedes limpiar los cristales de la terraza, otro día barres y friegas suelo y un tercero, planchas la ropa. Así, sin darte cuenta, habrá pasado la semana y mantendrás tu piso en buenas condiciones.

4. Mantener el orden hasta el viernes

¡Sé práctico! Una buena forma de tener la casa ordenada es dedicar un día del fin de semana a colocar todo en su sitio y no deshacer el orden a lo largo de la semana. No se trata de que no toques nada, pero sí de que cada cosa que muevas, lo vuelvas a poner en su sitio. De esta forma, cuando llegue el viernes todavía podrás contemplar cierto orden tu hogar.

5. Aprovechar el mediodía

Si tienes la suerte de vivir y trabajar a poca distancia, aprovecha el tiempo que tienes en mitad de tu jornada laboral para comer en casa y tender la colada. Eso sí, antes de irte a trabajar habrás tenido que poner en marcha la lavadora, o bien haberla dejado programada para que acabe sólo unos minutos antes de tu vuelta.

¿Te resulta complicado compaginar la vida laboral con las tareas domésticas? ¿Qué es lo que haces para conseguirlo? Cuéntanoslo. Comparte tus trucos en este post.

Fotos: BIT Comunicación

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario