Cómo sanear las cuentas de la Comunidad

Cómo sanear las cuentas de la Comunidad
Valora este articulo

Ahorrar en la comunidad de vecinosNo importa que se trate de la economía de un país, de una casa o, como en el caso que nos ocupa, una comunidad de propietarios. Los principios a aplicar para mejorar la “salud” de su tesorería son los mismos. Veamos la situación de una comunidad de vecinos cualquiera y cómo tomando unas medidas sencillas se puede aumentar los ingresos y reducir los gastos. O dicho de otro modo, sanear las cuentas de la Comunidad de Vecinos.

Alquiler o venta de zonas comunes

Una forma de aumentar los ingresos de la Comunidad es alquilar o vender zonas comunes como plazas de parking o trasteros. Si en el edificio de tu piso de Badalona disponéis de vacantes en el garaje o tenéis trasteros vacíos, estáis perdiendo dinero. Así que, ya tienes un propuesta que añadir al orden del día de la próxima reunión de la Junta de propietarios.

Ingresos por publicidad

Además del arrendamiento de las plazas de aparcamiento o trasteros, existen otras formas de engrosar el haber en las cuentas de la Comunidad. Entre ellas, ofrecer la azotea para la instalación de carteles o rótulos publicitarios o el alquiler o venta de la vivienda del portero.

Cobro de los morosos

Sanear las cuentasAunque, cada vez menos, la morosidad sigue siendo un problema en muchas comunidades de vecinos. Sobre todo, en el caso de los propietarios que han dejado la vivienda sin comunicar una nueva dirección donde poder ser localizados y los propietarios que han fallecido dejando una deuda pendiente de saldar.

En ambos casos, el cobro de la deuda supondría un desahogo en las cuentas de la Comunidad de Vecinos. Además, la mayoría de las veces, son deudas muy importantes, como por ejemplo las derivadas de la instalación del ascensor o la rehabilitación de la fachada.

Sin embargo, no siempre es sencillo cobrar la deuda. En el caso de que el vecino haya fallecido, los herederos deben hacerse cargo. Y para reclamar lo que debe un vecino moroso que se ha marchado del edificio, tras haberlo intentado por otros medios, hay que convocar una junta de propietarios y enviar al moroso la citación al piso en el que residía, es decir, el de la comunidad que le pide el dinero. Si no acude se celebra la reunión con los presentes y se adopta el acuerdo para comenzar la demanda. Si prospera, las autoridades se encargarán de buscar al deudor para que afronte los pagos. Si se niega, se puede iniciar un proceso judicial para el embargo de sus bienes, con el fin de que haga frente a la deuda. Aunque el proceso es complicado, es probable que al final el dinero vuelva a la comunidad.

Ahorro energético

El ascensor, la calefacción, la luz de la escalera… Son gastos sobre los que se puede incidir para reducir la factura de sus proveedores. Así, si por ejemplo se instalan detectores de presencia que iluminen sólo el rellano donde hay una persona, el ahorro en la próxima factura será más que apreciable.

Subvenciones para reformas

Antes de acometer una obra en la comunidad, sobre todo, cuando se trata de una reforma importante como la rehabilitación de la fachada, sería aconsejable que consultarais las posibles subvenciones que la Comunidad Autónoma o el Ayuntamiento tenga previstas a tal efecto. Y es que, el sacrificio que supone para los propietarios puede ser muy grande, y si se pueden acoger a este tipo de ayudas, sin duda, supondrá un alivio importante para las cuentas de la Comunidad y por extensión, para los bolsillos de los vecinos.

¿Están saneadas las cuentas de tu Comunidad de Vecinos? ¿Tomáis alguna medida para obtener ingresos extra? Cuéntanos tu caso.

Fotos: BIT Comunicación

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario