Hoteles en faros: de señalizar a alojar

Hoteles en faros: de señalizar a alojar
Valora este articulo

En España hay 187 faros deshabitados desde hace mucho tiempo.  Algunos inversores se han fijado en la tradición nórdica de convertir estos edificios en hoteles.  ¿Te imaginas un faro de Calella convertido en un hotel de dos o tres habitaciones? ¡Sigue leyendo!

hoteles en faros187 faros sin fareros

Actualmente,  de los 187 faros que hay en el estado español  están deshabitados, pues la electrónica ha sustituido a los fareros. Así pues, las antiguas viviendas de los fareros han quedado vacías. Y la pregunta es: ¿Cómo aprovechar los faros de España en desuso?convirtiéndolos en hoteles

Poner hoteles en los faros

A finales de 2013, el Gobierno empezó un plan para reconvertir estas atalayas luminosas en hoteles. El programa Faros de España ideado por Puertos del Estado, organismo titular de los faros españoles, está creado para rentabilizar estas instalaciones en desuso y darles un fin más público.

Aunque hoy en día, algunos de los faros han adquirido un uso alternativo al que tenían originalmente como centros culturales, centros de arte y exposición, incluso hay dedicados a la investigación. Nunca se había planteado utilizarlo para uso turístico.

Según Puertos del Estado, este conjunto de actividades alternativas que pueden acoger los faros tiene un doble impacto: el económico, en cuanto a la ayuda en su mantenimiento, y el de la conservación.

Aunque no se había planteado hospedarse en un faro,  los inversores sí que habían aprovechado las instalaciones del farero para montar negocios de restauración y que el turista pudiera disfrutar de las privilegiadas vistas que ofrecen, un buen ejemplo es el El Far de Llafranc en Girona.

La dificultad de convertir un faro en un hotel

Aunque aprovechar las vistas que ofrecen los faros no todo es tan sencillo, pues la primera dificultad con la que se encuentran los inversores es no poder ampliar las instalaciones ni levantar otras construcciones distintas a la original pues cuando terminen su concesión el faro volverá a ser propiedad del estado.  Eso supone crear hoteles pequeños  de solo dos, tres o como máximo cuatro habitaciones.

Hay detractores en contra de este plan pues algunos faros se encuentran en parajes naturales y creen que convertirlos en hoteles supondría un riesgo medioambiental.

¿Te alojarías en un faro-hotel? ¿Crees que es una buena idea para no dejar que se pierdan estos edificios arquitectónicos?En api.cat nos interesa tu opinión.

Foto: Pixabay

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario