El registro de inquilinos morosos, en el olvido

El registro de inquilinos morosos, en el olvido
Valora este articulo

A punto de cumplir 2 años desde la última reforma de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), nos preguntamos ¿Qué ha sido del registro de inquilinos morosos? Una de las novedades que tenía que aportar la reforma, junto a la de poder inscribir el contrato de alquiler en el Registro de la Propiedad y que al parecer, se ha quedado en poco más que una declaración de intenciones.  ¡Te lo contamos en api.cat!

La idea de crear un registro de inquilinos morosos fue del Ministerio de Fomento, que ante el fin de la inversión en Vivienda de Protección Oficial, quiso impulsar el régimen de alquiler con medidas que aportaran una mayor seguridad a los propietarios con viviendas para arrendar.

Por un lado, se pretendía fomentar la cultura del alquiler que hay en Europa, donde el peso del régimen de alquiler supone entre el 30 y el 40% de media, mientras que en España es tan solo del 17%. Por el otro, reducir el stock de viviendas vacías generado por la burbuja inmobiliaria.

Parecía una medida ideal para sacarle el miedo que algunos propietarios sienten a la hora de decidir si ponen o no sus viviendas en alquiler, pero hasta aquí la cosa porque dos años después aún no se ha creado.

¿Qué ha pasado?

Que para se pueda poner en marcha este registro deben coordinarse muchos organismos, cosa que aparentemente no es tan fácil. Por un lado, tienen que ser los secretarios judiciales o los órganos de arbitraje competentes los que inscriban estos casos en el registro. Por el otro, tanto la creación del registro como los mecanismos de acceso al mismo requieren la supervisión de la Agencia Española de Protección de Datos y de las comunidades autónomas. Muchos implicados para la creación de un registro que no parece una prioridad para ninguno.

La reforma de la ley también prevé que si el contrato de alquiler de un piso en Barcelona, por ejemplo, se inscribe en el Registro de la Propiedad, se hacen valer los derechos de propietarios e inquilinos frente a terceros. Sin embargo, tampoco ha habido ningún casero o inquilino que haya inscrito el contrato de alquiler en el Registro de la Propiedad.

Dentro del sector existen voces que creen que un registro de inquilinos morosos tampoco es una solución eficaz, y consideran que para dar más seguridad y confianza a un propietario que tiene un piso para alquilar en Terrassa,  lo mejor es que los contratos de alquiler estén muy bien hechos y que haya juzgados especializados en la resolución de desahucios, lo que agilizaría los procesos y reduciría los plazos actuales, que rondan los 10 meses.

Y tú, ¿Qué opinas sobre este fiasco en la creación del registro de inquilinos morosos? ¿Crees que sería una medida útil?

Foto: Pinterest

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario