Los 5 puntos clave de un contrato de alquiler

Los 5 puntos clave de un contrato de alquiler
Valora este articulo

Muchos propietarios e inquilinos no se dan cuenta de la importancia que tiene el contrato de alquiler hasta que hay un conflicto entre ambas partes. Como dice el refrán… Las palabras se las lleva el viento y lo que está por escrito manda. Por eso, hoy en api.cat te queremos remarcar los 5 puntos clave de un contrato de alquiler.

contrato de alquiler

1. La Duración del contrato

La duración del alquiler de tu piso en Mataró se puede acordar libremente entre las partes, pero si no hay un acuerdo específico, la ley establece unas directrices:

  • Se alquila, por defecto, durante un mínimo de 1 año, prorrogable hasta 3 si ninguna de las partes decide lo contrario y lo comunica con 30 días de antelación.
  • El inquilino puede de dejar el piso de alquiler en Sabadell una vez transcurridos los 6 primeros meses, siempre que avise con 30 días de antelación.
  • Una vez transcurrido el primer año de contrato, el casero puede disponer de la vivienda para él o sus familiares en determinados supuestos, como por ejemplo, un divorcio.
  • Pasados los 3 primeros años de contrato, si ninguna de las partes dice nada, se prorrogará necesariamente un año más y, a partir de entonces, se funciona con prórrogas anuales.

2. La Fianza y las garantías adicionales

Según el art. 36 de la Ley de Arrendamientos Urbanos, es obligatorio entregar un mes de fianza en el momento de formalizar el contrato de arrendamiento. Sin embargo, según el apartado nº5 del mismo artículo, el propietario puede pedir garantías adicionales a la fianza.

3. La actualización de la renta

La renta del alquiler solo se puede actualizar en la fecha en que se cumpla cada año de vigencia del contrato. Además, desde la última reforma de la LAU las partes pueden acordar en función de qué índice actualizan la renta, siendo el IPC el más común. Aunque también se puede acordar otro indicador, un tipo fijo o incluso que no se incremente.

¿Vives de alquiler en Terrassa y no te acuerdas de qué firmaste en este sentido? Revisa tu contrato, porque debe aparecer una cláusula que explique cómo se efectuará la actualización de la renta.

4. Quién paga qué

En este punto clave del contrato se acuerda quién paga los impuestos y otros gastos de la vivienda. Por lo general, el casero se hace cargo del IBI, la comunidad de vecinos, la tasa de basuras, el seguro del hogar.

Por su parte, el inquilino paga todo lo se mide con contadores individuales como el agua, la luz, el gas o el teléfono, así como los desperfectos ocasionados por un uso indebido o fruto del desgaste, como por ejemplo, las bombillas.

5. El inventario

Cuando se deja un piso de alquiler en Tarragona, o donde sea, los muebles o el menaje pueden convertirse en un conflicto entre las partes y una amenaza para no recuperar la fianza. Para evitar problemas, conviene hacer un inventario exhaustivo de todo lo que hay en la vivienda y su estado, incluso con fotografías si lo crees conveniente. El inventario debería estar firmado por el casero y por el inquilino.

¡Esperamos que te sirva de ayuda!

Foto: BIT Comunicació

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario