“Homeschooling”, el cole en el hogar

“Homeschooling”, el cole en el hogar
Valora este articulo

Estudiar en casaAunque el “homeschooling” en España sigue siendo algo anecdótico, se estima que alrededor de 2.500 familias educan a sus hijos en casa. Una cifra que, sin duda, no merece ser ignorada. Sobre todo, porque tiende al alza. Los motivos que llevan a los padres a sacar a sus hijos del circuito convencional de educación pueden ser de lo más variado, pero lo cierto es que la mayoría lo hacen movidos por un desacuerdo irresoluble con el modo de instruir a los niños, tanto en términos académicos como en lo que al desarrollo emocional del menor se refiere.

Ahora bien, en la educación de los más pequeños tan importante son las materias impartidas y su forma de enseñarlas, como el entorno en el que se desarrollan. Y es precisamente en este punto en el que nos queremos detener: cómo crear un entorno que motive e incite al estudio en casa.

Al colegio sin salir de casa

Si has decidido que tus hijos no vayan al colegio y prefieres enseñarles tu pareja y tú las asignaturas y habilidades del modo que tú creas oportuno, has de pensar también en adaptar algunos espacios de tu piso de Sant Cugat del Vallés.

Lo primero que nos plantearemos es que necesitamos una habitación que hará las veces de aula y que sería conveniente que esa fuera su única función y fuera siempre la misma. Es decir, ni dormitorios ni ningún otra estancia que tengas destinada a otros usos. Es importante que la habitación que escojas sea identificada por los niños como el espacio donde estudian y aprenden cada día.

Un ambiente que incite al estudio

Homeschooling

La habitación-aula debería cumplir con ciertos requisitos básicos, todos enfocados a cumplir con el mismo objetivo: favorecer la concentración y animar al estudio. Para ello nos centraremos en cuatro aspectos: iluminación, colores, mobiliario y decoración.

  • Iluminación. Lo ideal sería que la iluminación natural invadiera la estancia. Pero, también es muy importante contar con dos tipos de iluminación artificial. Por un lado, una fuente de luz general, y por otro, varios focos concentrados de luz individual para favorecer la concentración y el estudio.
  • Colores. Dependiendo del color de pintura que escojas para las paredes, tus hijos se distraerán más o menos. Muchos expertos en la materia recomiendan el blanco aduciendo que evita las distracciones. Otros, en cambio, se decantan por el azul, sobre todo los tonos más claros de su gama, ya que se considera que favorece la concentración. Por último, también aconsejan el verde, por estimular la inteligencia y la creatividad.
  • Mobiliario. Sin duda, la sencillez y practicidad son los dos aspectos que están por encima de cualquier otro a la hora de decidir qué tipo de muebles constituirán el aula de estudio en casa. Te proponemos la siguiente distribución: una mesa grande y única con tantas sillas como alumnos (más la del padre-profesor) a su alrededor. Por supuesto, las sillas os recomendamos que sean ergonómicas y adaptadas a la altura de la mesa.
  • Decoración. En cuanto a la elección de los elementos decorativos, lo cierto es que, excepto aquellos que estén estrechamente relacionados con las materias impartidas y que pueden considerarse recursos didácticos, los que responden sólo a razones estéticas, deberían tener una presencia mínima, ya que no contribuyen ni favorecen el estudio.

¿Crees que es una buena idea el homeschooling? Comparte tu opinión con nosotros, nos encantaría conocerla.

Foto: BIT Comunicación

Comments

  1. Por Pilar Marín

  2. Por palma

    • Eva Carnero Por Eva Carnero

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario