Se buscan viviendas urbanas extraordinarias

Se buscan viviendas urbanas extraordinarias
Valora este articulo

Se buscan viviendas urbanas extraordinarias

Lo confesamos, nos han robado el corazón. Y sin bombones, ni joyas. Con una gran idea, simplemente.

Si hace unos días os explicábamos que el agente inmobiliario perfecto debe buscar diferenciarse del resto de profesionales, hoy os ofrecemos un buen ejemplo.

Desde sus inicios, explica uno de los socios fundadores, el API José Luis Echeverría, en Monapart entienden el negocio inmobiliario “como una realidad a trascender”. Y damos fe que lo consiguen. Porque Monapart es una agencia inmobiliaria, pero también es mucho más que eso. Es un “proveedor de contenidos, productos y servicios en el ámbito de las viviendas urbanas extraordinarias (fuera de lo común)”, según reza su web.

¿Qué significa esto? Monapart se posiciona en el mercado inmobiliario por estilo de vida, es decir, captan el producto pensando en un tipo concreto de cliente, un cliente cosmopolita que busca lo que ellos han denominado como “viviendas urbanas extraordinarias”, con unos gustos y unos hábitos de consumo muy específicos.

El cliente de Monapart no se conforma con cuatro paredes y un techo en Mataró o en Hospitalet. No, el cliente de Monapart busca algo más.

Para llegar a este cliente (“un nicho de mercado que, aún siendo reducido, es homogéneo en todas las grandes ciudades del mundo”), le hablan en su mismo idioma, se visten como él se viste, piensan como él piensa, sienten como él siente y frecuentan los mismos lugares que él frecuenta, compartiendo con él experiencias e historias, y creando un singular y propio imaginario colectivo que se retroalimenta con las aportaciones de todos los miembros de la comunidad.

Y es que Monapart no tiene oficina a pie de calle, ni tampoco la necesita. Se relaciona con sus clientes vía Internet. “Las redes sociales nos proporcionan una plataforma multicanal con la que relacionarnos tanto con nuestros clientes como con nuestros clientes potenciales. Las conversaciones en las redes sociales se gestionan de manera inmediata y a través de un lenguaje cercano y desenfadado que es marca de la casa. Hay dos miembros del equipo que dedican parte de sus esfuerzos a ello, aunque el uso de las redes sociales es intensivo por parte de todo el equipo de Monapart”, asegura José Luis.

“El soporte online es nuestra principal herramienta de comunicación. Manteniendo viva la conversación compartiendo contenidos de calidad con nuestros clientes, nos permite conocerles mejor y crear ciertos vínculos. Quizás en ese momento no tienen una necesidad inmobiliaria, pero cuando la tengan o conozcan a alguien que sí la tiene, pensarán en Monapart. En nuestro segmento, queremos posicionarnos como la inmobiliaria de cabecera”.

¿Funcionan este tipo de planteamientos tan novedosos en el mercado inmobiliario nacional? “Por supuesto. Tenemos absolutamente comprobado que nuestra estrategia competitiva, basada en diferenciación y en foco, genera más y mejores ventas que la media del sector”.

De hecho, desde el inicio de su actividad en abril de 2010, han crecido ininterrumpidamente en facturación, en personal y en oficinas. Ser diferente  funciona. ¡Cambio y corto!

Ya hace tiempo que lo decimos, por activa, por pasiva, y allá donde nos dejan: el mercado inmobiliario está cambiando y es el momento de plantearte cuál será tu rinconcito. No es tan difícil, si lo piensas. En nuestro sector queda todavía mucho por desarrollar y mucho campo para arar, no nos engañemos.

Simplemente hay que encontrar un nicho de mercado. Somrie, con su personal shopper inmobiliario, se posiciona por tipo de cliente, y Monapart lo hace por estilo de vida.

¿Cómo te posicionas tú? Si eres un agente innovador, con una propuesta original y genuina, de esas que inspiran al resto de profesionales…. ¡queremos conocerte!

Comments

  1. Por Monapart

    • Rebeca Pérez Por Rebeca Pérez

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario