¿Se puede cambiar la hipoteca de banco?

¿Se puede cambiar la hipoteca de banco?
Valora este articulo

Las personas que están insatisfechas con las actuales condiciones de su hipoteca, con la filosofía de su banco o que están valorando cambiar su hipoteca de banco por el motivo que sea, deben saber que sí se puede cambiar la hipoteca de banco, pero pagando, claro.

Existen 2 principales motivos por los cuales alguien se plantea cambiar la hipoteca de banco: porque los tipos de interés son más caros en función de lo que hay en el mercado; y porque se buscan cambios substanciales en el conjunto de condiciones de la hipoteca.

El hecho de cambiar la hipoteca de banco tiene nombre propio: subrogación hipotecaria o cancelación hipotecaria, según el caso.

Subrogación hipotecaria es cuando cambiamos la hipoteca de banco y la nueva entidad nos mantiene todas o casi todas las condiciones de origen, pero nos permite volver a negociar el tipo de interés.

La cancelación hipotecaria es cuando queremos hacer cambios tan estructurales al acuerdo hipotecario que contrajimos, como por ejemplo los plazos de amortización o cambiar el índice de referencia, que la otra entidad nos pide cancelar nuestra hipoteca actual y solicitar una nueva. Esta opción es más cara porqué habrá que volver a pagar por gestiones que ya habíamos pagado, como por ejemplo una nueva tasación, gestoría y registro.

Imaginemos que tienes una hipoteca en Badalona y te lo estás planteando. Según el portal comprador de hipotecas, Helpmycash, el coste total de cambiar la hipoteca de banco representa, más o menos el 1% del capital pendiente, esto es, 1.000 euros por cada 100.000 de deuda. Además, muchas hipotecas tienen la comisión de subrogación que, en caso afirmativo, también se deberá pagar: un 0,50% del capital pendiente durante los cinco primeros años de hipoteca; o del 0,25 % si hace más de cinco años que la abrimos.

Es decir que si tenemos una hipoteca de 100.000 euros pendientes, pagaríamos entre 500 y 700 euros adicionales a ese 1% que hemos mencionado antes. En conclusión, cambiar la hipoteca de banco nos costaría 400 euros como mínimo y 1.500 euros, en el peor de los casos.

Debido a estos costes, que no son pocos, hay que pensárselo muy bien antes de dar el paso de cambiar la hipoteca de banco y sobretodo, valorar si el ahorro mensual lo compensará.

Si estás decidido a hacerlo, aprovecha para negociar unas mejores condiciones y no dejes de consultar un comparador online para saber si alguna entidad bancaria tiene alguna oferta ventajosa que desconocías.

¿Te ha servido de ayuda?

Foto: Pinterest

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario