5 ventajas de la propiedad compartida: ¿alternativa al desahucio?

5 ventajas de la propiedad compartida: ¿alternativa al desahucio?
Valora este articulo

La propiedad compartida es una fórmula por la que varias personas compran un inmueble y comparten su titularidad. Hasta ahora, se hacía para las casas de vacaciones en zonas de alto standing. Pero la situación actual, ha empujado a utilizarla como una vía de acceso a la compra de una vivienda. Pongamos como ejemplo un piso en Cambrils y veamos las cinco ventajas que supone adquirirlo con el régimen de propiedad compartida. Además, también actúa como alternativa a los desahucios.

propiedad_compartida_vivienda

  • Ayuda a familias que de otra forma no podrían comprar una vivienda. Además, si uno de los dueños no quiere su parte de la propiedad la puede vender en cualquier momento.
  • Las personas con rentas bajas, con un acceso difícil a una hipoteca, pueden solicitar a un familiar o un conocido que tenga una participación en el inmueble. El beneficio de la propiedad compartida lo tienen el comprador, que obtiene mejores condiciones en la hipoteca, y el prestamista, porque reduce el riesgo sobre el dinero concedido.
  • La propiedad compartida resulta una alternativa para convertirse en dueño de una propiedad en el extranjero. Además, esta opción minimiza los costes de mantenimiento de la vivienda y permite la mejora de los ingresos a través de las venta o del alquiler de la parte adquirida.
  • Para los inversores, el hecho de comprar un 25% o el 50% de una vivienda grande ofrece un valor de compra superior por la misma cantidad de inversión. Es decir, la rentabilidad es superior desembolsando lo mismo.
  • El comprador puede adquirir más participaciones de su vivienda en cualquier momento. El precio de éstas se calculará en función del valor de la vivienda. Si ha crecido, será mayor. Mientras que si ha bajado, será menor.

hipoteca_compartida

La hipoteca de una propiedad compartida

En una vivienda compartida, es posible firmar una hipoteca por el 25% del valor del inmueble. Para ello, todos los propietarios tienen que aceptar la constitución del crédito (no están obligados a avalar ni ser titulares del préstamo). Eso sí, deberán responder con su participación en la vivienda si el banco quiere ejecutar la hipoteca por los impagos de la deuda.

Alternativa a los desahucios

La propiedad compartida también puede servir como opción para evitar los desahucios. Por eso, la Generalitat de Catalunya trabaja en una ley para facilitarla y que sea una alternativa a la dación en pago y que las familias con problemas de pago de la hipoteca no pierdan su vivienda, ya que el banco se convertiría en copropietario del inmueble.

Foto 1: Pinterest
Foto 2: Pinterest

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario