BIQ: el edificio que obtiene energía a través de algas

BIQ: el edificio que obtiene energía a través de algas
Valora este articulo

Desde hace algún tiempo, en api.cat te venimos hablando la nueva arquitectura que se está gestando a nivel global y de los cambios que ésta producirá en nuestra forma de vivir, gracias a la tecnología y a una mayor conciencia ambiental.

Y es que cada vez está más claro que no hay futuro posible, si el ser humano no adopta formas de vida más sostenibles, empezando por la vivienda y el desarrollo eficiente de las ciudades. En esta línea, ya te hemos hablado de las casas pasivas, de las Smart Cities y de otras formas de enfocar la arquitectura en pro de la sostenibilidad. Hoy te queremos presentar BIQ House, un edificio que obtiene su energía a partir de algas.

edificio biqEl BIQ (Bio Intelligent Quotient) es, en realidad, el primer edificio propiamente “verde” del mundo, está ubicado en Hamburgo y sus cuatro pisos y 15 apartamentos se calientan y refrigeran gracias a la acción de micro algas, que están colocadas en la fachada bio reactiva, mediante paneles de vidrio, donde se cultivan a base de luz, agua, nutrientes y dióxido de carbono.

¿Pero por qué algas?

Las algas solo necesitan agua, sol y dióxido de carbono para reproducirse, por eso, son los organismos que crecen más rápido. Además, son unas máquinas a la hora de transformar el dióxido de carbono en oxígeno, tanto es así que se calcula que el 70% del oxígeno de la atmósfera proviene de las algas.

¿Cómo se han colocado en el edificio?

El edificio cuenta con 129 paneles de vidrio de 2,5 x 0,7 metrosedificio biq cada uno, que además pueden moverse para posicionarse frente al sol y así, permitir que las algas se desarrollen para  aportar al edificio combustible, calor y aislamiento del ruido exterior. Las algas viven y circulan por los paneles con dos funciones principales: una, generar biomasa que se usa como fuente de energía y dos, ser un aislante térmico y acústico natural.

Una prueba de la vida que tiene este edificio es que durante el verano, como sube la temperatura, las micro algas se reproducen más, oscureciendo los paneles y generando más sombra. ¿Te gustaría tener un edificio así en Barcelona?

Esta genialidad fue creada en 2013 por un grupo de arquitectos austriacos con el objetivo de plantear una nueva alternativa de energía renovable. La innovadora fachada es el resultado de tres años de investigación y desarrollo de las firmas Colt International, SSC Ltd y Arup, que contaron con financiación del gobierno alemán.

Actualmente el edificio BIQ está en pleno funcionamiento y ha demostrado que puede ser una alternativa más que posible. ¿Qué te parece la idea?

Fotos: Pinterest, Pinterest

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario