Cómo ser un buen agente inmobiliario post-crisis

Cómo ser un buen agente inmobiliario post-crisis
Valora este articulo

Cómo ser un buen agente inmobiliario post-crisisPasado el resacón inmobiliario, llegó la calma. Qué decir. La III Jornada Immoscòpia (organizada por Api.cat)  dejó poso, como el buen vino. El poso es lo que ocurre cuando no se filtra en exceso el vino para que no pierda sus cualidades. Por eso el poso es bueno, porque significa que el vino mantiene una calidad superior. Y por eso Immoscòpia nos gusta tanto, porque siempre nos da qué pensar.

De todo, nos quedamos con esto: el perfil del agente inmobiliario que viene, que se intuye, que en algunos casos incluso existe, es un perfil que tiene futuro y un lugar a ocupar.

¿Cómo es el agente inmobiliario post-crisis?

  • Sabe que tiene que replantearse su modelo de negocio, porque ya nada es lo que era, ni siquiera en el mercado inmobiliario.
  • Sabe que reinventar el modelo de sector inmobiliario es tarea de todos los agentes que operan en él… ¡incluido el inmobiliario!
  • Es autocrítico, estudia el mercado, encuentra los huecos, identifica las nuevas oportunidades. En definitiva, ¡se mueve!
  • Sabe que el comprador extranjero (sobre todo el de ahí al lado, el que está a sólo unas horas de avión) es una realidad y por eso se prepara y prepara a su equipo para atender sus demandas (incluso en su país de origen, buscando la complicidad de otros agentes inmobiliarios).
  • Tiene los pies en el suelo, está cerca de su cliente, prioriza la calidad frente a la cantidad.
  • Sabe que no puede luchar contra la realidad sino adelantarse a los acontecimientos, por eso se informa y conoce y valora las prestaciones de las viviendas, su ecoeficiencia y su mantenimiento.
  • Conecta su marca personal con el entorno digital para aumentar su visibilidad.
  • Es consciente de que los hábitos de consumo de los usuarios ha cambiado y se adapta, y es capaz de empatizar y de conectar con su cliente en 10 segundos.
  • Sabe que el smartphone ya es el dispositivo móvil más usado por el consumidor y se ha propuesto sacarle todo el partido posible.
  • Se orienta al cliente y no a las ventas.
  • Despliega una estrategia de comunicación consistente (sobre todo en internet y redes sociales) y comparte con su cliente contenidos que a éste le resulten útiles e interesantes.
  • Sabe que no hay éxito individual sin éxito colectivo y que necesita colaborar con otros agentes inmobiliarios.

Ya lo dijimos una vez, el mercado inmobiliario es como un calcetín del revés que necesita que le den la vuelta. Y ahora que sabes cómo ser un buen agente inmobiliario post-crisis, ¿estás dispuesto a cambiar de calcetines?

Foto: Pinterest

Comments

    • Rebeca Pérez Por Rebeca Pérez

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario