Consejos para comprarse una casa y no arrepentirse

Consejos para comprarse una casa y no arrepentirse
Valora este articulo

Hace unos meses un estudio realizado en Estados Unidos reveló que 1 de cada 4 americanos se arrepiente de haberse comprado la casa donde vive. Los principales motivos son que era una vivienda que realmente no podía permitirse, o que se equivocó en criterios como el tamaño o la ubicación. Tal y como te hemos comentado muchas veces en el blog, una casa es probablemente, la mayor inversión de tu vida y deberías estar 100% seguro.

Hoy en api.cat te damos algunos consejos para que no te arrepientas de comprarte esa casa que tienes vista en Terrassa.

En España no hay un estudio equivalente pero seguro que todos tenemos a algún conocido o familiar que si puidera dar maracha atrás, no se hubiera hipotecado toda la vida para comprarse ese piso en Cambrils, en pleno boom inmobiliario. Y de ahí nuestro primer consejo:

1. No dejes que el entorno te incite a comprar si no lo tienes claro. Antes el discurso era que una vivienda siempre se revalorizaba, que era la mejor inversión y que las hipotecas se conseguían fácilmente. Ahora, que si no te das prisa en comprar, ya no encontrarás gangas. ¿Relamente quieres comprar? ¿Tienes claro lo que quieres? ¿Crees que te seguriá sirviendo en unos años si tus circinstancias cambian (hijos, cambio de empleo..)?

2. Pon tu situación financiera a revisión. Vale que ahora el precio de la vivienda ha bajado considerablemente y que es un buen momento para comprar, inlcuso puede que se te haya presentado una gran oportiunidad para comprarte un piso precioso en Tarragona, pero eso no significa que te tengas que lanzar al vacío sin valorar tus finanzas con la cabeza fría. Recuerda las conclusiones del estudio realizado en Estados Unidos, muchos se arrepintieron de comprar algo que estaba por encima de sus posibilidades o les hacía vivir demasiado justos, innecesariamente.

3. ¿Seguro que no prefieres alquilar? Los jóvenes lo tienen más claro que nadie, cómo arriesgarse a comprar si el mercado laboral no aporta ningún tipo de seguridad. Pero si tu tienes más estabilidad y capacidad de compra, también puedes plantearte si te conviene más alquilar que comprar, no lo descartes de entrada. Y si no, recuerda que comprar para alquilar, es rentable.

4. Establece tus necesidades y no renuncies a ellas tan rápidamente. Muchos de los arrepentidos en el estudio americano se lamentaban de haber comprado una casa que no se ajustaba a sus necesidades reales por tamaño u ubicación. Para evitar este tipo de errores emocionales a la hora de comprar, hazte una lista con lo que para ti es imprescindible y no cedas hasta que lo encuentres. A menudo, tras haber visitado tantas viviendas, el comprador empieza a flaquear con sus criterios iniciales. Pueden variar, pero lo que para tí era fundamental debería seguir siéndolo hasta el final.

5. Investiga, investiga, investiga y ponte en manos de un profesional.
Investiga los precios de la zona que te interesa, el año de construcción, la calidad de la edificación, habla con vecinos del inmueble si hace falta… ¿Cuántas personas han comprado un adosado y acaban hartos de escuchar hasta las conversaciones de sus vecinos? Y por supuesto, ponte en manos de un API que te asesore en todo momento y se tome la búsqueda de tu casa ideal como un reto profesional.

Foto: Pinterest

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario