¿Debo cambiar la titularidad de la luz en un piso de alquiler?

¿Debo cambiar la titularidad de la luz en un piso de alquiler?
Valora este articulo

Una de las dudad más habituales a la hora de firmar un contrato de alquiler y entrar a vivir es quién debe figurar como titular en el contrato del suministro eléctrico. En api.cat te contamos cómo funciona la titularidad del suministro y su alcance legal para que no tengas ninguna duda.

En primer lugar, debe quedar claro que ser titular del contrato del suministro significa asumir la responsabilidad de todos los aspectos relacionados con el contrato de electricidad, desde la manipulación del contador hasta el impago de una factura. Esto está muy claro cuando alguien vive en una casa o piso de su propiedad. Sin embargo, con los pisos de alquiler pueden surgir dudas y conflictos entre propietarios e inquilinos.

Cuando se trata de pisos de alquiler que cambian frecuentemente de inquilinos, por ejemplo los pisos de estudiantes universitarios en Barcelona o los pisos de alquiler temporal, lo que suelen hacer los propietarios es mantener la titularidad del contrato y simplemente cambiar el número de cuenta al que la compañía domiciliará las facturas. De este modo se ahorran el trámite de cambiar de titular cada vez que cambia de inquilinos. Sin embargo, esto puede traer algunos problemas:

• Para empezar, la persona que vive en el domicilio, en teoría, no puede hacer ninguna gestión porque no es el titular del suministro y por lo tanto, no tiene derecho a cambiar las condiciones del suministro que él mismo está pagando y disfrutando.

Algunas compañías eléctricas permiten hacer ciertas gestiones si el inquilino puede aportar los datos del titular (nombre y apellidos, DNI, dirección, etc.) y del contrato (número de contrato, potencia contratada, etc.) que la compañía necesita para efectuar el cambio. Estos datos los puedes encontrar entre la factura y el contrato de alquiler. Eso sí, el titular del contrato recibirá una notificación del cambio realizado ya sea vía email o vía correo convencional.

• Además, si hay algún problema con el abastecimiento o una situación de impago la responsabilidad legal recaerá sobre el titular, por más que el número de cuenta sea el del inquilino.

Por eso, lo más aconsejable es cambiar de titular siempre que se cambie de inquilino. De este modo, los pagos y responsabilidades estarán justamente atribuidas a la persona que disfruta del servicio. Para cambiar la titularidad del contrato, necesitarás una factura del antiguo titular para disponer de todos los datos que te pedirá la compañía:

•    Datos del anterior titular
•    Datos del nuevo titular
•    Potencia eléctrica
•    Código Universal del Punto de Suministro (CUPS) que aparece en una factura de luz
•    Número de cuenta bancaria

El cambio de titularidad de un suministro eléctrico es gratuito y  ni el nuevo titular ni el anterior deben asumir ningún coste. Pero ojo, si además de la titularidad se quiere cambiar la potencia contratada sí que se incurre en un gasto que cobra la distribuidora eléctrica.

¿Te ha parecido útil esta información?

Foto: Pinterest

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario